Mi lista de blogs

lunes, 8 de octubre de 2007

SERPIENTES...


Quizás las serpientes tengan la extraña herencia de una historia, de un sambenito de los primeros tiempos en aquel paraíso... una infamia que no sé si merecerán, pero es muy difícil ya ocultar...

El hecho de que algunas sean venenosas acrecienta la difamación inicial. Hay arañas, ranas, lagartos igual de letales, pero no es lo mismo... nunca fueron poseídas por el ángel caído, y pierden así mucho de su encanto... así que, pero dejadme... ay... que yo prefiera, como en la canción de la hoguera, a este bichejo en vez de a otros...

Tengo una extraña atracción hacia las serpientes, me encantan sus colores, su piel dibujada, su brillo en ocasiones oscuro, su lento movimiento, su mimetismo que las hace ocultas en su medio... quién crea en la reencarnación verá en ellas una vida muy rastrera... aunque tuvieron momentos gloriosos como aquella que le mordió en el pecho a la bella Cleopatra... mmmmmmm...

Este sábado me hicieron ver de cerca, a dos osos pandas... vimos uno... hace años conocí a otro... extraños animales de peluche con anteojos negros...

Después de verlos me dio mi hija a elegir ir a ver mi animal preferido...

Escudriñamos unas jaulas de cristal, terrarios, ambientados como pequeños y lejanos paisajes donde viven las serpientes... y jugamos, jugamos a descubrir donde estaba cada una...

Eran dos largos pasillos, con una pequeña tarima donde subirse los niños para pegar sus caras al cristal... encontramos una víbora, un crótalo, una coral, una de cascabel, y llegamos a un terrario donde se amontonaban tres o cuatro niños... mi hija se puso junto a ellos, y empezaron a buscar...
-No hay ninguna -dijo uno.
-Mirad... tiene la tapa abierta -dijo otro.
-Uhmmm... a lo mejor se ha escapado -dijo mi hija.
En esto, me acerqué a su oído mientras le rozaba levemente su pantorrilla y le susurré:
-sssssssssssssssssssss.
¡Dios mío, qué grito pegó! ¡Qué grito pegaron los demás al ser gritados! ¡Qué mala persona soy!

Una vez me dijo mi hija que le encantaban la serpientes... extraña herencia...

¿Os gustan estos reptiles? ¿O tenéis elegido ya algún otro oculto animal?

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya te vale asustar a esos pobre niños. A mi esos bichos me dan repelus. EMI

Anónimo dijo...

Me gustan las serpientes. Tuve la suerte de poder soportar en mi cuello el peso de dos de ellas. Una pitón, pequeñita, y una albina, no sé de qué raza. Y es increíble lo suaves que son, notar como su cuerpo se mueve sincronizando los músculos que la hacen reptar. Que te miren a los ojos, y sentir respeto por ellas.

Me gustan especialmente los animales deprededadores. Los leones, los tigres, los osos, los tiburones....pero la verdad es que me gustan todos. Me gusta el camaleón por su diversidad de colores, me gusta el caballito de mar porque se empareja para toda la vida, me gusta el gorila por su faceta humana, me gusta la vaca por su despreocupación, me gusta el perro por su alegría, me gusta el gato por su cariño, me gusta el pájaro por su libertad, me gusta el pingüino por sus andares, me gusta la pantera por su belleza, me gusta el buho por su visión, me gusta el águila por su majestuosidad.

Los que no me gustan son los peces. Supongo que mucho será por desconocimiento, pero nunca he soportado bañarme en un sitio donde hubiese peces.

Un beso.

LIA.

Lola Rivera dijo...

Hola.
A mí no me gustan mucho los depredadores. Me gustan más los hervívoros.
Los reptiles no tienen sentimientos, se lo oí decir a un estudioso de ellos en el Safari Park. Nunca te cogerán cariño.
Una cosa que tienen buena las serpientes es la piel. La pueden cambiar, y si vas con piel de serpiente por la vida, no te hacen daño, y te resbalas.
¿Te llevas a casa todo lo que encuentras?

DIÓGENES dijo...

Buenas tardes Lola,

El caso es que ya he leído varias veces tu pregunta...

¿Te llevas a casa todo lo que encuentras?

Y estoy lento, lo sé... pero no encuentro el sentido de ella...

Anónimo dijo...

Pues mire "maestro" a mi me encantan las lagartijas, las que nosotros llamamos lisas..., pequeñitas, jueguetonas y de piel satinada y brillante.
Pero... serpientes... lo que se dice serpientes, para mí son palabras mayores.
Prefiero los animales que tienen cuatro patas... o los de dos, si realmente son "racionales" y "sabios" como los perros o los gatos.

Anfar

Anónimo dijo...

Los felinos, siempre he preferido los felinos, a excepción de los gatos, que me parecen poco de fiar, y entre todos la pantera, por su elegancia, su belleza, su agilidad, esa capacidad de deslizarse en las sombras sin hacer ruido...

Y, sin querer meterme donde no me llaman, no, me da a mi que el maestro no es de los que se lleva a casa todo lo que encuentra...

Electra.

DIÓGENES dijo...

Gracias electra por la anotación...

Síndromes tengo pero ese, me da que tiene punta... jajaja... perdonadme, quizás sea solo yo... tengo un lunes... extraño... de obras en casa... hablo solo, y esas cosas... mañana pasará...

Y electra te voy a contestar yo, a una pregunta que hoy has mencionado... nunca creeré que exista la falta de imaginación... a lo mejor si hablamos de ganas, es otra cosa, y todo depende de quién escenifique el tete a tete...

En fin...

DIÓGENES dijo...

Vaya se ha cortado el mensaje...

Decía que quien habla de falta de imaginación es que no sabe transmitirla... y esos individuos que a la dama que tienen delante le achacan esa falta, es que quizás prefieran ignorarle que imaginarse algo con él...

Uff... que lio...

Anónimo dijo...

No hay de qué...

Y respecto a los individuos que nos achacan falta de imaginación, pues sí, supongo que será preferible carecer de ella (al menos momentáneamente) a fantasear según con que compañeros de cama...
Lo que supongo que sí será cierto, es que las mujeres, al menos la mayoría (que poco me gusta eso de generalizar) vivimos nuestra sexualidad de una forma menos "expuesta", en mi caso no tanto por ser mujer como por mi forma de ser, no expongo otras facetas de mi vida, al igual que no lo hago con mi sexualidad,pero eso no significa que la vivamos de forma menos intensa...

Y con esto ya me he ido totalmente del tema... es que una también está de lunes...

Electra.

Anónimo dijo...

Al tener 15.000 m2 de terreno con kilómetros de márgenes de piedra seca en bancales debo tener cientos de serpientes muy cercita de casa. No tenemos mucha relación pero como he puesto una fuente de agua para mis "inquilinos", de vez en cuando veo a uno. Según lo discreto que he sido, toman su tiempo o se escapan rápido (unos reptan muy pero muy rápido).

De momento los animales que menos me gustan son los tejones, los gatos y los cazadores. Tengo toda una familia (de tejones) a 300m de casa y los muy cabrones se empeñan en comer justo debajo de mi ventana mientras duermo. Por si solo este hecho no me molestaría pero cuando mi gata insiste en utilizar mi estomago (o partes aun mas sensibles) como un trampolín para saltar hacia la ventana para echar un vistazo...

Seguro que dentro de unos días todo volverá a la normalidad y los gatos a ser mi animal preferido.

Snowhite

Igerne dijo...

No, no es que tenga punta por ser lunes. Ni por las obras de tu morada mi querido Uther. Si tú ves la punta, es porque la hay.

Que las hadas no te confundan...(ni siquiera las que llevan paleta de albañil en la mano, que esas con las más peligrosas y querrán volverte loco)
Un beso desde Avalon