Mi lista de blogs

miércoles, 17 de octubre de 2007

PANCHO...


Lo había atado a un palo en su solar sin edificar... entre la casa de mi amigo y la nuestra... tras una valla de adobe, con unas porquerías al lado para que al menos tardara en morir de hambre...

El dueño, lo había dejado así antes de irse a la ciudad... ¡ya lo cuidarán las vecinas!... le había dicho a mi amigo...

Éste me lo contaba acalorado... ¡Qué poca vergüenza!, decía... sabe que no le vamos a dejar morir, que no somos como él... y lo deja a nuestra conciencia, que no es la suya...

Denúncialo, le decía yo... no se puede abandonar así a un animal...

Pobre perro... le hemos puesto Pancho... se parece a aquel que echaba las primitivas a su dueño, hasta que una vez no volvió...

Antes de regresar a la ciudad... me atreví a mirarle a los ojos... no comía... estaba triste, y aunque no iba a morir por falta de comida, le notaba la señal de la traición... había sido traicionado por aquel en el que confió... perros... humanos... da igual cuando ves ese brillo en una mirada... ese dolor oculto que nos hacen y queda grabado... para nunca más desaparecer...

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues mas o menos, todos mis vecinos tienen a su Pancho. Suben un par de veces a la semana para darle a comer y ya esta hasta el verano. Nueve meses al año tienen a estos perros totalmente abandonados pero cuando vuelven a la San Juan: que espectáculo! Hay que ver las muestras de cariño hacia el fiel guardián de la casa de campo que por supuesto esta histérico de felicidad. Y que conste que no sirven para proteger nada porque solo hace falta una visita al día durante la semana y un par de bizcochos pare que te maten a lameduras.

Mis vecinos de en frente son particularmente ignorantes ya que han tenido su perra con ellos todo el tiempo durante años pero ahora no quieren. Resultado: la tienen en su chalet aullando día y noche de desesperación y seguro que alguien acabara envenenándola para "resolver" el problema y dormir tranquilos.

No entiendo muy bien como pueden abandonar a sus animales así, sin mas. Ni quiero pensar como traten al resto de su familia.


Snowhite

Anónimo dijo...

He visto esa mirada de traición en muchos perros. Antes de conseguir el nuestro fuimos a la perrera a buscar uno. Todos tenían esa mirada. Algunos se escudaban en sus ladridos, en sus dientes, otros se acercaban a ti mirándote, sin ladrar, como si pensasen que no era necesario.

Creo que para un perro, que es un animal que lo da todo por su dueño, es imposible olvidar esa traición. Ellos no tienen consciencia, son todo sentimientos. El abandono de un animal es algo que no concibo como humano.

Un beso.

LIA.

Zangano dijo...

Nos empeñamos en dotar a los animales de sentimientos humanos, no porque no lo sientan, no digo eso, sino porque somos nosotros los que sentimos, como si nos lo hicieran a nosotros...
El abandonar a un animal que nos ha hecho compañía durante un tiempo es terrible, pero hay que ser realistas.
El perro se quedará con nosotros mientras le demos de comer, pero nosotros no nos quedaremos con él mientras nos procure muestras de cariño, depende de nosotros el interpretar ese lenguaje atribuido de humanismo.
No soy partidario de tener animales en casa, no nos podemos comunicar con ellos, no podemos entender sus necesidades, están continuamente a nuestra merced, tanto perros como gatos, pájaros o peces...da igual, ellos por narices tienen que hacer lo que nosotros queremos en el momento que queremos....¿cómo se llama a eso?....alguien lo disfrazará como quiera diciendo que hacen compañía.....jajaja...hasta que nos molestan...y entonces no los comprendemos, se van, se mueren o los matamos. Ya no nos sirven para nuestras absurdas necesidades

Ha sido el hombre el que ha domesticado al animal, y ha ido seleccionando el carácter o comportamiento que mejor a servido a sus necesidades, y ha sido alguna especie de cánido la que después de cientos de generaciones mejor se ha adaptado a la convivencia con el hombre, pero no para tenerlos en casa, sino para que nos avisara de los posibles depredadores, era como una simbiosis, pero el hombre, ahora puede sobrevivir sin el perro.
Podrían haber sido otros cánidos como el coyote, el lobo o los licaones, los que nos hicieran compañía, pero no, a éstos les podríamos interesar de cena.

Zángano

Anónimo dijo...

En una ocasión, escribí en el blog de Juan Cruz algo que quiero traer aquí ahora, porque de perros se trata:
"Si aún estoy en esta vida es gracias al aviso de un perro. Me había “riscado” por el foso de desagüe de un estanque, y había perdido el conocimiento. Turco, así se llamaba aquel precioso bardino, me buscó y me encontró. A pesar de mi corta edad, tenía 6 años, fui consciente de que le debí la vida… en aquel sitio no me habrían encontrado. A partir de ese momento, aquel perro me adoptó, iba conmigo a todas partes. Podría escribir páginas y páginas sobre lo que ese ser me enseñó. Sin duda fue mi primer y gran “maestro”…
¿Cómo no voy a querer a esos seres nobles, leales y cariñosos que son los perros?
Siempre he tenido un perro, he disfrutado de la compañía de cada uno de ellos y he procurado, también, no defraudar a ninguno. Es lo menos que podía hacer en memoria y agradecimiento a Turco. No los he mimado, pero les he dado mimos. Y ellos me han correspondido en la misma o mayor medida.
Cada uno de los perros que he tenido me ha enseñado mucho, de ellos he procurado aprender la comprensión y la aceptación hacia todos los seres vivos. Y que no es necesario ladrar, ni mucho menos morder, si la mayoría de las veces basta con un pequeño “gruñido”. Y más… muchas más cosas que estos pequeños “maestros” (pequeños por su tamaño que no por sus actitudes) nos demuestran con su comportamiento."

Anfar

Anónimo dijo...

Hola Diógenes. He descubierto tu blog porque también soy un asiduo lector del foro de sexualidad de elmundo.es. Se puede decir que soy un voyeur de opiniones.
Te escribo porque me interesaría que me comentases cómo puedo crear un blog. Hace tiempo que llevo pensándolo y el estilo que me gustaría hacer es como el tuyo: sencillo, práctico; expresar unas ideas unos pensamientos y nada más. Las dudas que tengo son de qué manera puedo exponer imágenes (como algunas fotografías que tienes tu colgadas) se tiene que pedir permiso a alguien? Que me puedes decirme de los videos?

Gracias de antemano

Anónimo dijo...

Hola diógenes, soy el de antes que te pedía ayuda para crear un blog.
Acabo de leer aquí en blogger que las imágenes las seleccionas y los administradores luego te la cuelgan, más o menos ( en este mundo de la blogsfera estoy muy verde y tengo que enterarme poco a poco de cómo funciona esto) Puedo pensar que para colgar un video aquí en blogger es imposible?

Cuál es tu experiencia aquí?
gracias de antemano. Mi nombre es Alfonso.

DIÓGENES dijo...

Buenos días Alfonso,

En la página del blog, arriba a la izquierda, hay una B blanca en un cuadrado rojo... pincha ahí... y sigue los pasos...

Yo las fotos, cuadros y demás... los bajo a mi ordenador y luego los subo al blog... el tratamiento legal es muy distinto dependiendo del qué, la utilización, el cómo, la publicidad, etc...

Tienes mi e-mail, elmundodediogenes@hotmail.com para las dudas puntuales que tengas...

Un saludo.

Anónimo dijo...

Me parece deplorable que la gente abandone a los animales, para eso que no los tenga, como dice Zángano, o algo así...; pero ese abandono de animales, nada justificable, yo lo extrapolo al "abandono" y "maltrato psicológico" de las personas hacia otras..., y esto sí que me da pena, sí que me abre las carnes..., cuando observo que la gente trata mejor (las muestras de cariño) a los animales que a la familia..., entonces pienso que han perdido "el norte", y me entristece.

Un saludo.

curiosísima dijo...

Bueno... sin ánimo de levantar mucha "polvareda", no me parece que sea comparable el trato a los animales con el de las personas, pero ya que tu sí lo comparas te diré que todo depende de dónde tenga uno el "norte" ese que dices que la gente ha perdido.

Vamos...que igual hay personas (y familia) que merecen "perderse en el Norte, (pero en el Polo Norte) o donde quieran...y es el trato que reciben por parte de los que queremos de verdad a nuestros animales. Pero ya te digo, creo que no es comparable.

Besos

Anónimo dijo...

me parece una verguenza el trato que reciben estos animalitos. Hasta hace 3 años no habia tenido mascota alguna, no queria por lo que conlleva( responsabilidad, cariño, dependencia..)pero siempre he respetado que sean algo mas que animales, sin llegar a entenderlo del todo.
Ahora tengo un perrito, que para mi...es mi locura,notas su alegria al verte, la tristeza al irte, y reconozco que le tengo tan dentro de mi corazoncito que duele.Me encanta, le quiero con locura.
Siento si esto resulta un poco cursi, pero soy la primera sorprendida, porque soy la tipica que decia....porque hablais de ellos como si fueran personas...si son animales...
Pero mi " keko" es mucho mas

Anónimo dijo...

es muy simple, habria que coger a los dueños, y darles un poco de sus propias acciones....tratarles mas q como a personas como animales, y su mascotitas encantadoras con todo lujo por encima de ellos.hay demasiadas cosas, que te hacen avergonzarte de tu propia especie...que pena, nosotros mismos nos hundiremos