Mi lista de blogs

viernes, 11 de enero de 2008

APRENDER, APREHENDER...


Aprender es el proceso de adquirir habilidades, conocimientos, valores, a través del estudio, la experiencia o la enseñanza. Se aprende a nadar, se aprende inglés, se aprende una poesía de memoria, pero...

Aprehender, no es lo mismo. Aprehender, es llegar a entender, asimilar inmediatamente. Por ejemplo, se aprehenden o no las lecciones de un profesor, se cogen o no, a la primera...

Aristóteles, fue un filosofo griego que vivió hace mas de dos mil trescientos años y se le considera un padre del llamado pensamiento occidental. A pesar de ser discípulo de Platón, se distanció de la postura idealista para perseguir otra más realista. Y fue el que planteó la posibilidad de aprehender la realidad a través de la experiencia... se centró en los estudios científicos y en la observación de la Naturaleza...

A mí siempre me ha gustado observar la Naturaleza, y dejo la experiencia a intentar vivirla y aprender de ella. Dejo el aprender para la experiencia inmediata, y utilizo el aprehender en esos paseos perdidos por el campo. Soy un animal solitario...

¿Pensáis que la vida está para aprender de ella o no hay nada que podamos aprehender ya que todo está escrito?

12 comentarios:

Anónimo dijo...

UF PARA SER VIERNES QUE SERIO TE PONES DIOGENES.

ROCIO.

Anfar dijo...

Desde mi punto de vista, "maestro", los valores (sean cuales sean éstos) si sólo se aprenden, no son tales, serían otra cosa. Para que un valor sea realmente asumido de forma autónoma y personal como "cierto", necesariamente tiene que haber sido aprehendido.
Les deseo a todos un buen fin de semana.
Un abrazo

Labuenadelapelícula dijo...

Mi profesora de Lengua nos manda siempre estudiar cuatro cosas y hacer una lectura aprehensiva del resto. Ella cree que esa es, realmente, la única manera de aprender algo. Yo también lo creo.

Anónimo dijo...

la vida no esta para aprender ni para aprehender esta sólo para vivirla, estaria para aprender y aprehender si despues tuviesemos otra y pudiesemos utilizar lo aprendido y aprehendido.

arturo dijo...

Yo creo que de la vida se puede aprehender emociones, sentimientos, estados de animo, sensaciones, etc. que son subjetivas y que no estan escritas en ningún tipo de soporte. Son estas aprehensiones las que nos guian a través del camino que tenemos que recorrer en nuestra vida. Creo que es la información que intruye el espíritu y que conforma nuestra personalidad más genuina.
Por otra parte, lo que aprendemos nos sirve para formar nuestro intelecto. Creo que aprender procede de aprehender (aunque no en todos los casos), aprendemos aquello que puede sernos útil para desenvolvernos en la sociedad. Algunas veces un aprendizaje de calidad nos predispone para aprehender de otras cosas que sin ése conocimiento pasarían desapercibidas.
En definitiva, creo que en la vida todos tenemos algo que aprehender y puede que esa aprehensión vaya en función de un aprendizaje previo.
Perdón por el enrevesamiento, espero que se entienda. Un saludo a todos.

Empe dijo...

Estimado Diógenes, creo que el planteamiento de tu pregunta es erróneo. La vida puede dejarnos aprender y aprehender muchísmo de lo que nos encontramos a través del trazado vital. No confundamos los términos ya que la acepción del término no corresponde con el sentido del enunciado.
Un saludo

r1ck7 dijo...

...saludos a todos,

Empe, ayúdanos a entender algo,

cuál sería el planteamiento correcto o una idea importante a considerar para la pregunta de Diógenes?

Gracias,

Ricky!...

Empe dijo...

Muy sencillo Ricky, todos tenemos la capacidad de aprender, unos más que otros. Durante toda la vida de aprende. Pero no siempre se saca provecho del aprendizaje, es decir, no siempre se convierte en conocimiento, y es una pena. En cuanto a la aprehensión, cómo te explicaría, resulta ser un acto casi involuntario. O se da o no se da, depende también de la capacidad, de la intuición, la sensibilidad, la comunión (ya sea con el objeto o con la idea del objeto -que no sujeto- a aprehender.) Si quieres te pondré un ejemplo práctico y, por supuesto, sin ánimo de ofender a nadie con mi anterior comentario: cuando tocas un instrumento puedes aprender(lo) durante toda la vida, pero aprehenderlo, comunicarte con él, no. Eso no se da siempre ni se escoge. A veces la aprehensión te da a tí la sorpresa y esa es la diferencia. Entras en comunión con la música que sale de ese instrumento y sin saber cómo, la entiendes, la haces tuya, la comprendes y la sientes como si siempre hubiese existido en tí.
Si te interesa la cuestión creo que la respuesta está más en Kant que en mi, pobre aprendiz y paupérrima aprehendiz.
Saludos

r1ck7 dijo...

...gracias Empe, voy a empezar a estudiarlo a fondo...

Empe dijo...

¿A quién? ¿A Kant?
Si va a ser él el objeto de tu estudio te recomiendo los "Prolegómenos" como explicación o preámbulo a la CRP. Pero... también te diré que no soy amiga de los consejos. Asi que, ahí va el primero: mo hagas caso de ninguno; el segundo: decide tú.

Ponny' Berre dijo...

Así cada quien decide de lo que aprender y de lo aprehender.. Y elegir sobre cual de las dos es un punto clave para vivir siendo lo que eres, lo que quieres ser..

r1ck7 dijo...

Empe! Ponny! Después, de estos años he comprendido que el aprendizaje es prior que la enseñanza. Pero solo las decisiones nos ponen a prueba si es que hemos aprehendido. Nadie puede enseheñar, solo vivir y con su vida "contagiar" nos de.
Además que somos maestros y aprendices al mismo tiempo, unos de otros.