Mi lista de blogs

miércoles, 7 de noviembre de 2007

POLVO SOMOS...

La Ilíada - Canto XXIIIde HOMERO

“152 En diciendo esto puso la cabellera en las manos del amigo, y a todos les excitó el deseo de llorar. Y entregados al llanto los dejara el sol al ponerse, si Aquileo no se hubiese acercado a Agamemnón para decirle:
156 —¡Oh Atrida! Puesto que los aquivos te obedecerán más que a nadie y tiempo habrá para saciarse de llanto, aparta de la pira a los guerreros y mándales que preparen la cena; y de lo que resta nos cuidaremos nosotros, a quienes corresponde de un modo especial honrar al muerto. Quédense tan sólo los caudillos.
161 Al oírlo, el rey de hombres Agamemnón despidió la gente para que volviera a las naves bien proporcionadas; y los que cuidaban del funeral amontonaron leña, levantaron una pira de cien pies por lado y con el corazón afligido, pusieron en ella el cuerpo de Patroclo. Delante de la pira mataron y desollaron muchas pingües ovejas y bueyes de tornátiles pies y curvas astas, y el magnánimo Aquileo tomó la grasa de aquellas y de éstos, cubrió con la misma el cadáver de pies a cabeza, y hacinó alrededor los cuerpos desollados. Llevó también a la pira dos ánforas, llenas respectivamente de miel y de aceite, y las abocó al lecho; y exhalando profundos suspiros, arrojó a la hoguera cuatro corceles de erguido cuello. Nueve perros tenía el rey que se alimentaban de su mesa, y degollando a dos, echólos igualmente en la pira. Siguiéronle doce hijos valientes de troyanos ilustres, a quienes mató con el bronce, pues el héroe meditaba en su corazón acciones crueles. Y entregando la pira a la violencia indomable del fuego para que la devorara, gimió y nombró al compañero amado:
179 —¡Alégrate, oh Patroclo, aunque estés en el Hades! Ya te cumplo cuanto te prometiera. El fuego devora contigo a doce hijos valientes de troyanos ilustres; y a Héctor Priámida no le entregaré a la hoguera, sino a los perros para que lo despedacen.”
———————————————————————————————————
La cremación fue considerada una práctica bárbara en algunos pueblos antiguos, que sólo la usaban por necesidad en tiempos de plagas...

Por ejemplo, los persas castigaban con la muerte a quién intentara la cremación, me imagino que al muerto le daba igual, y que la ley iba contra la familia...

La Edad de Bronce y sus Campos de Urnas, nos viene a decir que estaba muy extendida, aunque en la Edad del Hierro, se utilizó de nuevo la inhumación...

La cremación fue común en la antigua Grecia, y la antigua Roma, aunque en esta última posteriormente se volvió a la inhumación.

El Hinduismo no sólo la permite sino que la prescribe.

El Cristianismo influido por el Judaísmo reprobó la cremación para alejarse de la pagana Roma, y luego la utilizó para castigo de los herejes.
Hoy día, tenemos las dos variantes, ¿cuál habéis elegido?

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Elijo la opción mas barata. No se cual es y no me importa pero prefiero que mis herederos se gasten mi dinero en algo mas inteligente que una ceremonia costosa y, para mi, inútil.

Snowhite

Anónimo dijo...

Haberla hayla, Snowhite, el problema es echarle...

No todos estamos dispuestos a que nos hagan cachitos.

Zángano

Extracto:
Toda persona mayor de edad puede donar su cuerpo. Si Vd. desea ser donante debe ponerse en contacto con el Departamento de Anatomía y Embriología Humana I de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid (teléfono: 913941374; correo electrónico: secanat1@med.ucm.es).
La donación debe ser hecha formalmente a través de un impreso en el que se declara la autorización para la donación de su cuerpo una vez fallecido, para el estudio e investigación anatómica. Este impreso le será remitido por correo, debiendo rellenarse por duplicado y enviar una copia (se adjunta sobre franqueado) al Departamento de Anatomía y Embriología Humana I (dirección postal: Departamento de Anatomía y Embriología Humana I. Facultad de Medicina. Universidad Complutense de Madrid. 28040 Madrid).
La decisión de la donación debe comunicarse a los familiares y/o amigos, y/o personal del centro sanitario, en caso de hospitalización, para que estos puedan notificar el fallecimiento con la mayor brevedad posible (los datos de contacto figuran en el carné de donante).

Anónimo dijo...

Yo quiero que me quemen.Es lo más barato y lo que menos preocupaciones da. De hecho, no quiero ni que me compren un ataud, con uno de pino del depósito me conformaría, y eso porque lo exige sanidad, que si no ni eso.

Yo soy donante, de órganos, tejidos, sangre, plasma y plaquetas. No dono mi cuerpo a la ciencia por pudor. No quiero que, aun estando muerta, unos estudiantes me abran y rebusquen en mi interior. Puede que cambie de idea, puede que no, no me preocupa. La verdad es que lo que hagan conmigo después de muerta me trae sin cuidado, mientras no me entierren y coloquen una lápida que ponga mi nombre. No quiero estar atada a la tierra por los siglos de los siglos, ni que mi tumba sea lugar de peregrinación de los mios.

Un beso.

LIA.

hanna dijo...

La cremación.

Anónimo dijo...

De hecho soy donante de órganos...en Inglaterra! Tendré que rellenar los formularios de por aquí.

La verdad es que no se me había ocurrido lo de la donación aunque dudo que la Universidad Complutense de Madrid sea dispuesta a pagar el traslado desde la provincia de Tarragona! A ver si hay una institución un poco mas cercana. Gracias.


Snowhite

Anónimo dijo...

La cremación y pedí, desde hace mucho tiempo, que tiraran las cenizas en una playa (mar adentro) que es muy especial para mi.
Soy donante universal de órganos. Una vez que uno muere, cualquier órgano de nuestro cuerpo que pueda servir a otro ser humano, pienso que hay que donarlo.

Anfar

Viktor dijo...

La verdad, tengo tan claro que eso es algo que no me concierne (epicúreo, claro: la muerte es algo que no nos concierne, ya que no nos acontece a nosotros, que sólo existimos, pensamos y sentimos en tanto que vivos), que me trae francamente al pairo lo que hagan con mi cuerpo. Lo de donarlo a la ciencia supongo que no debe de ser sencillo para los allegados, así que que me quemen, que es más sencillo y barato.

Ah, y procurad no ser muy caprichosos con lo de vuestras cenizas. Eso de esparcir las cenizas se dice fácil, pero luego tiene sus pegas, como tuve la desgracia de comprobar. En esos momentos solemnes de tristeza el bote ha hecho vacío (como si fuera de alcachofas Gutarra) y no se abre ni a tiros. Así que el acto elegante y sobrio se convierte en una sucesión de maniobras a cuál más violenta que incluyen "déjame a mí", "prueba con ésto", "a ver si metiendo el destornillador"... Para al final acabar esparciendo esa materia francamente desagradable por jardines que tampoco habían hecho nada para merecerlo. Basado en hechos reales, palabrita del niño Jesús.

Moraleja: no olvidéis comprobar que el bote se abre antes de empezar el ritual. Moraleja aún más recomendable: no os excedáis con vuestros deseos post-mortem. Vosotros ni os vais a enterar y no es cosa de incordiar a los deudos más de lo que ya lo harán la funeraria, el tanatorio, los seguros y la administración.

Anónimo dijo...

Puede que tenga razón Viktor, pero es un capricho mío que mis cenizas vayan al mar (aunque sé que no me voy a enterar de ello), pero a las plantas marinas les va a servir de abono y, si como dice, al final se monta el cachondeo con la apertura de la urna de las cenizas y acaban riéndose de la situación... pues mejor que mejor para ellos.
Lo que no me atreví a decirles antes es que pedí algo más... que después hagan un tenderete (fiesta) y beban a destajo el buen vino que hay en la zona donde está esa playa.
Total... por pedir que no sea... (a lo mejor es que soy un fisco chinchosa y hasta muerta sigo de pejiguera):-)
Anfar

hanna dijo...

Hola Anfar,

Me has hecho sonreír. Es que hace mucho que no escucho la palabra ‘chinchosa’ y me pareció muy gracioso. Me ha sentado genial porque hoy llevo un día, digamos, algo complicado. Gracias.

Un abrazo.

curiosísima dijo...

Hay una peli, me parece que es "Todos los hombres son iguales" con una escena en un barquito parecida a lo que comenta Viktor en la que para más inri, además de lo difícil de abrir la urna, se suma lo caprichoso del viento racheado que hace que todos los allí presentes acaben literalmente rebozados en las cenizas del "homenajeado".
Ese día, hay que contar con la escala de Beufort para no acabar como una geisha...
Besos

shocked dijo...

Yo tengo un capricho tonto. Siempre he dicho, medio en broma, que me gustaría que tras incinerarme esparcieran mis cenizas por los viñedos de la Ribera del Duero y ayudar a "abonar" una buena cosecha, a ser posible por los viñedos de Matarromera, Emilio Moro o Pago de Carraovejas.

Una, a la que le pierde el vino.

Pero, ya os digo, es broma. Me gustaría donar lo que pueda ser utilizado. Mas info, a través de www.ont.es

Besos

Anónimo dijo...

Hanna: me sienta bien cuando las personas sonríen.
Gracias a ti.
Un abrazo.
Anfar

silvia dijo...

Hola, ya veo que Diógenes no tiene reparos en los planteamientos.
Pues yo tampoco en la respuesta.
:-))

Creo que hacia donde va todo esto, habrá una alternativa a considerar y es el reciclaje.

La incineración es la elección menos generosa y ecológica, a mi modo de ver. Me temo que, pensándolo bien, el enterramiento con los restos después de la donación y con un "envase" reciclable al 100%, es la opción más comprometida. :-))
Hay que tener en cuenta que cuando te dan la urna, una cantidad importante del contenido, deben ser los restos del acolchado sintético.
Y por supuesto, no dejarles el "muerto" de las pelas, a los parientes, que eso está muy feo.

silvia (anette)

Pd: Diógenes ¿puedes abrir un Post- permanente sobre el W. Vista? a ver qué problemas tenéis los que lo utilizais y posibles soluciones. (Por pedir que no quede)

PROMETEO dijo...

Viktor tiene razón en todo lo que dice en su comentario. De todas maneras una vez fiambres no podremos elegir lo que queremos. De todas maneras yo creo que lo más natural es el entierro. Pienso así por una cuestión cultural. Un saludo a todos.

Lula May dijo...

Siempre había pensado en la cremación como la más útil de las opciones, pero agradezco la información sobre la donación del cuerpo para estudio e investigación. Total...

La propuesta de Shocked de abonar la cosecha de Matarromera me ha llegado al alma, a mi vinícola alma. Dudo entre esos parajes o los de Viñas del Vero Gewürztraminer, blanco. Me lo pensaré también.

Y para celebrar mis pensamientos voy a abrirme una botellita bien fresquita que tengo en la nevera y así “abonar” mis futuras cenizas, por aquello de que se vayan acostumbrando al sabor de la uva.

Besos,
Lula.

Anónimo dijo...

Pues lo mio es un poco curioso, yo prefiero que me incineren pero que las cenizas las coloquen en el nicho donde están mis abuelos y donde estarán (si la vida sigue su curso natural) mis padres. Desde muy pequeño he acompañado a mi padre y a mi abuelo al cementerio en el dia de "todos los santos" para dejar flores y a para recordar, aunque solo fuera por un dia, a nuestros ancestros muertos. Me gusta la opción de que haya una situación física en la que mis descendientes sepan que están mis restos y los de sus abuelos, tatarabuelos, etc..., otra cosa es que quieran seguir con la tradición y esten dispuestos a ir, como mínimo, una vez al año a recordanos, la cual cosa, sinceramente, hoy por hoy pongo en duda.
Lo que no me gustaria seria que pusieran la urna encima de la chimenea, debajo de un retrato mio, para que un dia algo o alguien, sin querer o queriendo, la tire al suelo y el gato se mee encima, que es lo que sucede en una escena hilarante de la pelicula "Los padres de ella".

Un abrazo.
KBG

PD: ¡¡¡Silvia, has vuelto!!!, como me alegra volver a saber algo de ti, un beso.

silvia dijo...

Hola KBG,

no sé si he vuelto, o nunca me fuí, o tal vez nunca estuve. :-))

Os dejé en El mundo un mensaje a modo de despedida, que por cierto ... me dí cuenta de que muy a mi pesar, olvidé mencionar a Lula May.
Mi vida continúa en la actualidad como single, pero de todo se aprende. (¡Qué caros están los abogados!)

Saludos y besos
Silvia

Lula May dijo...

Muchas gracias por tu mención, Silvia (antes no he caído en que eras tú, a pesar de que ahora veo que lo pusiste entre paréntesis).

Vaya, he debido de perderme algún capítulo por lo que cuentas de abogados y de vida de single. En cualquier caso, te deseo lo mejor de todo corazón, lo sabes. Disfruta de cada momento que tengas, al final es lo único que nos queda. Bueno, eso y rezarle a San Disney Channel. ;-)

Un beso enorme, guapa,
Lula.

ARTURO dijo...

Creo que con lo que cuesta un entierro se puede hacer varias incineraciones. Yo pienso que lo mejor que se puede hacer es incinerar los restos de nuestros seres queridos. Muchas veces pienso qué sentido tiene visitar los cementerios y más, en fechas tan señaladas como es el presente mes, que es el de los difuntos por antonomasia. Bien es verdad que el entierro es un proceso mas "natural" por llamarlo de alguna manera; pero la incineración creo que es más higiénico. En fin, cuando mi alma deje mí cuerpo que hagan con él lo que crean conveniente, total yo no podré opinar. Un saludo para todos.