Mi lista de blogs

miércoles, 21 de mayo de 2008

FE...

Había entendido que la credulidad se conseguía con los años.

Pensaba que era algo lejano para los jóvenes hasta que conocí algunos que me decían tener cierta fe.

Yo, también, en algún momento tuve fe en algo. Pero era una fe hipotética que nacía de algo muy humano, el deseo. Deseaba que existiera algo que nos hubiera creado, deseaba que existiera algo después, pero… según he ido conociendo la vida, al contrario que la credulidad de los demás, yo, he ido perdido la fe en casi todo. Y eso me hace aferrarme a minúsculos momentos donde la esperanza, la voluntad o la creencia sean incapaces de invadirlos.

Decía Chéjov, que “un perro hambriento sólo tiene fe en la carne”… ¿no será la fe eso?

Otras veces me han presentado la fe como un comodín eficaz, un oráculo donde siempre existe respuesta, una solución a todas las sinrazones, una contestación utilizada por aquellos que no saben qué contestar. Es cómo lo que decía Nietzsche “tener fe significa no querer saber la verdad”, pero yo incluso le preguntaría a Nietzsche: ¿qué es la verdad?

Tienes que tener fe, me decían… tienes que tener fe… repetían cuando la vida me abofeteaba… y yo sentía envidia, porque no podía.

Al menos, si me quedaba mirarles a los ojos, y compartir lo que Tagore dijo: “la fe engaña a los hombres, pero da brillo a su mirada"

11 comentarios:

Belén dijo...

Hace un año escribí sobre unos pacientes que rezaban.. y lo contaba con mucha envidia sabes? porque soy una descreída (ya lo sabes... ;)) y me veía como una desgraciada cuando ellos, con enfermedades muy putas, rezaban y encontraban bálsamo... +

Y pensé, jo... igual para eso es la fe...

Besos!

Snowhite dijo...

Claro que hay que tener fe...en si mismo. Es lo unico que realmente podemos controlar y que puede mejorar nuestra vida.

besos,

Snowhite

Ana Ortiz dijo...

Frente la incertidumbre de la vida me apoyo en la fe para pensar que todo puede llegar a ser posible.

nana dijo...

Qué bonita la frase de Tagore y cuánta razón encierra!
Un saludo.

Lula May dijo...

Yo carezco de ella.

manuespada dijo...

Me gustaría tener fe en lo sobrenatural, pero me temo que no, soy demasiado empírico.

Mus dijo...

Yo prefiero mil veces el Au al Fe, y si puede ser Au con cien gramos de C debidamente cristalizado, tanto mejor. Es mi sueño (dorado, por supuesto).

Yolanda dijo...

Acerca del tema de la fe (y de algunos otros) me gustan las reflexiones que hace el filósofo francés André Comte-Sponville, quien defiende una espiritualidad atea o agnóstica.

Aquí os dejo un enlace a una entrevista:
http://www.elmundo.es/magazine/2005/289/1112872684.html

María dijo...

Alaaa mucho me he perdido yo por aquí, pero si hace unos días no avanzabas y ahora has galopado Diógenes jajaja.

Voy a dar mi punto de vista, mi opinión es que hay que distinguir dos clases de fé, una, la fé de la religión y otra la fé que sintamos de cada uno mismo. Yo creo que, a veces, en los malos momentos, no tengo fé ni en la iglesia ni en mí misma.

Un beso.

María dijo...

Cuando digo iglesia me estoy refiriendo a la religión.

DIÓGENES dijo...

Belén, cuando uno sólo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena, no sé si será fe…

Snowhite, comparto lo que has dicho. Es la única fe que no se puede perder porque sin ella te conviertes en nadie (no en Odiseo)

Ana Ortiz, eso en lo que te apoyas es fe o esperanza?

Nana, todo lo que produce brillo en una mirada no debe ser muy malo…

Lula, careces de fe, pero ansías algo?

Manu, generalmente lo sobrenatural es lo desconocido, lo inexplicable muchas veces sin un comodín que muchos llaman fe.

Mus, la cabra tira al monte, con perdón.

Yolanda, pero ni siquiera se ve igual desde el ateísmo o el agnosticismo…

María, el vacío fue debido al puente… de la primera fe no sé si se podrá prescindir, de la segunda es imposible…