Mi lista de blogs

miércoles, 16 de abril de 2008

EL HIPÓCRITA...


Era un muchacho patizambo, con amplia y torcida sonrisa, pelo revuelto y algo de tupé. No era muy alto, caminaba con la mirada hacia arriba como intentando dejar su barbilla por encima del hombro de los demás.

Se llamaba Enrique, aunque él rogaba que se le llamara Quique. Deambulaba siempre por la panda con ritmo determinado pero firme, con intereses ocultos que al final eran conocidos, movía piezas y personas como si de un juego se tratara y no dudaba mostrar falsos sentimientos y palabras si eso le ayudaba a llegar a su meta.

Mi amigo Javi y yo le llamábamos el hipócrita.

No le denominábamos así por representar cualidades deseadas, por intentar ser lo que no era, por moverse por el mundo como se movía, se lo llamábamos por esa peligrosa cualidad de fingir sentimientos que no tenía, de esa condición para representar el engaño con el fin de sus propósitos maquiavélicos.

Un hipócrita finge casi siempre por una falta de autoestima con la que se obliga a tener una imagen que desearía tener y nunca conseguirá, incrementando una característica de estos individuos, la autodecepción y la falta de honestidad.

El castellano viejo definía al hipócrita como aquel que pretende ser bueno pero sabe que no lo es.

Un hipócrita es un buen actor (del griego Hypocrites) y es algo que no admitiré.

El que condena la prostitución pero se va de putas, el que critica el fumar pero fuma, el que reprende una acción a los demás pero él la ejecuta, el que reprueba la acción de los trolls pero él es uno de ellos…

Qué asco me sigue dando esta gente…

25 comentarios:

Mus dijo...

No me lo digas, deja que adivine: ¡has conocido uno! :))

Yo, una vez, buceando, vi un hipócrita de esos, pero siempre diije que a mí me había parecido un lejioso, un hipocloroso. Luego me dijeron que no, que menudas tonterías, que se trataba de un hipocampo, pero siempre lo he dudado porque yo nunca voy al Hipocampo ese, prefiero el Carrefú.

Lula May dijo...

Quién no conoce a alguno...

Allá cada cual con su vida,
Lula.

amina dijo...

Pues como siempre digo, cualquier cosa menos los "medio" tontos. ¿Hablamos de los frustrados? No, Mus, fustigados no, eso es otra cosa.

¿Quién no es un poco hipócrita? ¿Quién no pone a veces buena cara cuando lo que te dan ganas es de partírsela al que tienes enfrente?

Lo reconozco, me gustaría ser un poco más comedida, más hipócrita si cabe. Decirle a la gente que son imbéciles pero que parezca que les estoy alabando. No valgo, es una pena no ser buena actriz en ese sentido.

Mus dijo...

Pues no digo yo que no, Amina, pero como en el Carrefú siempre tienen buenas rebajas, pues por eso voy, no te vayas a creer. El Hipocampo también está bien, con su pajarillo.

Además, estoy de acuerdo con Lula, en especial en eso que dice en su última frase, la que dice "Lula."

Lula May dijo...

Lula, Lula, Lula, Lula,...

[Perdón, es que me gusta que estén de acuerdo conmigo. ;-D]

Lula, Lula, Lula,...

noe78 dijo...

Buenos días.
Sí, sí Lula, me parece muy bien eso de cada cual con su vida....pero ¿qué pasa cuando no es sólo su vida, cuando influye en la tuya o en la de gente a la que aprecias?.Entonces ya vemos las cosas desde otra perspectiva ¿no?.
Yo siempre he creído que hay que desconfiar un poco de aquellos que no son capaces de ver sus propios errores y que además, disfrazados de "yo no soy quien pero..." se atreven a juzgar, buscar y corregir errores ajenos.Si encima se enmascaran para hacer daño, porque son tan cobardes que no lo hacen de frente, entonces ya no es que me parezca mal, es que directamente hago oídos sordos y no me planteo si quiera la posibilidad del diálogo.
Querida Amina, yo no quiero aprender a ser hipócrita, ni buena actriz, yo prefiero aprender a ser respetuosa con el que no es como yo y si quieres diplomática para no meter la pata pero desde luego no envidio semejante capacidad que lo que suele provocar en los que nos rodea más mal que bien.
Sabéis que siempre he defendido en este blog el respeto, las buenas maneras, la argumentación de las críticas y los halagos y he tenido que escuchar ciertos comentarios por ello pero, sigo creyendo firmemente en todo eso y desde luego, aunque no me pronuncié en su día, creo que todos deberíamos hacer un esfuerzo por erradicar a estos "hipócritas cibernéticos" que nos invaden...así que aplaudo la determinación de Diógenes de usar las tijeras y...que salga el sol por Antequera.
Un beso.
Noelia

Lula May dijo...

Entonces lo mejor, Noelia, es poner tierra de por medio o sacar las tijeras o tomar cualquier medida que salvaguarde mi tranquilidad (hablo únicamente de mí). Lo cual no está reñido con "allá cada cual con su vida".

Los demás influyen en nuestra vida en la medida que dejamos que influyan, y en ese sentido tenemos mucho más poder del que creemos. Y eso Diógenes lo sabe muy bien.

Besos, Noe,
Lula.

(Lástima que me tenga que ir al notario a firmar mi testamento, no es de coña, porque el tema es interesante).

DIÓGENES dijo...

Mus, no has leído bien la última frase de Lula, sí, donde pone "Lula.". Creo que el punto después de la "a", tiene doble sentido. En cuanto a esos buceos, prefiero el Ahoramás... es insaciable.

(Lula, Lula, Lula, Lula, me encanta el estribillo)

Amina, el problema no es que te llamen imbecil, el problema es que además lo seas. Y sí, eres mala actriz.

Noe, ya está todo dicho. Además, no he visto salir nunca el sol por Antequera. Debe ser precioso. Cómo para estar perdiendo el tiempo en otras tonterías.

Lula, ¿Testamento?... ¿Tengo yo la culpa?... ¿Has notado algo cargado el ambiente como si fuera a pasar algo?... por lo menos acuérdate de nosotros, déjanos en el testamento alguna sonrisa...

Besos...

María dijo...

Yo pienso que cuando nos damos cuenta de que hemos dado con un hipócrita lo mejor es apartarnos de esa persona cuanto antes, porque no nos aporta nada bueno sino todo lo contrario, lo que hace es criticar negativamente cuando uno no está presente, y no me parece correcto para nada esta actuación, ya que estas personas no aportan nada bueno, sino todo lo contrario.

Si te has fijado bien en mi perfil, precisamente, tengo puesto que no me gusta la hipocresía, es una de las cosas que más me sacan de quicio.

Un abrazo.

Belén dijo...

Y no solo eso, si no que muchas veces hasta te hacen dudar...

tendrán muy poca autoestima, pero a mi me lían que da gusto!!! jajajaja

Buena disertación sobre lo que queremos, no podemos y deseamos ;)

Besicos

fonsilleda, una cuentera dijo...

A lo largo de mi vida he tenido que poner muchas buenas caras cuando lo que deseaba realmente es enseñar bien los colmillos y, a lo mejor, incluso algo más, osea, arañar, por ejemplo. Y creo que sigo haciéndolo, muchas veces en aras de la armonía o de las buenas maneras.
Pero eso no es hipocresía. A eso se le debería llamar supervivencia.
Espero que te refieras a otra cosa
P.D. Me ha gustado este post.

noe78 dijo...

Querido Diógenes.
Le invito a usted a visitar Antequera, mi adorada tierra materna, verá usted lo que es cosa buena, la gente, la ciudad, la comida y.....el sol.
Con respecto al tema...yo quiero ser como dice Krahe...

http://es.youtube.com/watch?v=Xfnq_bEHFqs

Besitos
Noelia

amina dijo...

Dio, ¿me estás llamando imbécil?
Tal vez confunda la hipocresía con la diplomacia. Soy muy directa y eso a veces provoca confrontaciones (también en el sentido de más frotaciones, que es en lo que está pensando Mus)No querré ser hipócrita, mucho menos manipuladora, pero algo más diplomática y comedida si debería ser, porque si contesto al imbécil estoy entrando en su juego y sería mejor no hacerlo.

Es que igual no tengo yo muy claro el concepto de hipocresía, sabeís que soy una mujer con suerte y he debido de dar con pocos hipócritas en mi vida, o es que simplemente no soy capaz de distinguirlos.

Y Diógenes, ¿tanto se me notó que fingía aquella inolvidable tarde? ¿se notaba que mis gemidos eran mentira? Es que no quería herir tu "pequeño" orgullo.

DIÓGENES dijo...

Mira que lo he pensado… a que Amina me sale con que la estoy llamando imbécil.

El “además lo seas” no estaba dirigido a ti… ya te vale.

Me has sorprendido Amina. Pensaba que después de lo mal que lo pasé esa tarde, todo iba a quedar entre tú y yo, pero no, has tenido que contarlo aquí, en público. Menos mal que me traje mi “pequeño” orgullo y consiguió crecer y crecer días más tarde con mejores actrices. En cuanto a tus gemidos, la verdad, no estaba preparado. Aquellos gritos ensordecedores lo único que consiguieron fue que una pareja de la guardia civil se asomara por la ventanilla del coche para ver que pasaba. Teníamos que haber hecho un 69, al menos, no te habrían oído.

No esperaba esto de ti… en fin.

noe78 dijo...

Querida Amina.
Me voy a meter donde no me llaman pero...permíteme que te diga que no se puede ser tan susceptible.No creo en ningún caso que Diógenes te esté llamando imbécil, creo más bien que está usando la ironía para indicarte que no lo seas (o eso es lo que yo entiendo al leerle).
Muchas veces la buena fe nos impide ver ciertas cosas y eso no nos hace peores, ni imbéciles.
Un beso guapa.
Noelia

amina dijo...

¿Quieres guerra?

Yo que había dicho "gemidos" así en plural... y me vas a hacer contar que escasamente me dio tiempo a fingir uno.

Te advierto que lo del guardia civil no tuvo nada que ver, si ya sabemos que la policia no es tonta y como me vio aquella cara luego quedamos (no era una multa lo que me dio, sino su número de teléfono) ni siquiera me preguntó decía que se me veía la cara de frustración de lejos.

Por cierto, también me contó que lo que te dio a ti su compañero no fue otra multa sino también su número de teléfono. ¿Mejor actriz que yo también el de lo verde?

Mus dijo...

Joer, Diógenes, qué suerte la tuya. Yo quisiera que alguna dama me fingiera, aunque fuera un poquito, un grito, algo. :(

Me lo niegan, sí, nos lo niegan, crueles, no nos gimen, ellas, no, mi tesssoro, malas damas, sí, gollum.

Lula, ¡no te olvides de mí ante el notario!

DIÓGENES dijo...

Amina. No me cuadra nada.

A mi la nota que me dio el guardia civil si era un número de teléfono, pero un número de teléfono con dirección y un plano para ir al “Salidas Club”, un hermoso local con luces sicodélicas donde me obligó a ir para que me trataran, ya que en semejantes condiciones (la palanca fuera de si), no podría conducir.

También me dijo que no viera la nota su compañero, que era Testigo de Jehová y no quería malos rollos con él.

¡Cuenta la verdad!

amina dijo...

Creo que vamos a ser un poco hipócritas, yo cuento la verdad y tu al final lo reconoces... ay! con profesionales, recuerda que yo soy simple amateur y que tu pides unas cosas muy raras... estoy por imaginarme a mus en plan gollum, aunque le prefiero "smigoll" (como se escriba) entonces seguro que no te niegan nada.

Vamos a dejarlo, vamos a dejarlo que como salga toda la verdad esto va a arder.
Y tu eres el que no aguanta a los hipócritas...

María dijo...

Dióóóógenes que te has olvidado de comentar algunos comentarios joio, entre ellos, está el mío.

Un besazo.

Yolanda dijo...

Estoy con Fonsilleda... hay un tipo de hipocresía que es supervivencia pura y dura. Hay una hipocresía manipuladora, desde luego, pero a veces es una cuestión simplemente de escurrir el bulto.
Yo antes era más sincerota, pero he aprendido a ser un poco hipócrita en según que situaciones y según con que personas... simplemente me harté de soportar los efectos colaterales de decir lo que pienso.

¡Ah!... también estoy con Mus... yo también quiero que me finjan un poquito de vez en cuando... ya me encargaré yo de hacer como que me lo creo ;-) quiero ser como Johnny Guitar...

Johnny: ¿A cuántos hombres has amado?
Vienna: A tantos como mujeres tú has olvidado.
Johnny: ¡No te vayas!
Vienna: No me he movido.
Johnny: Dime algo agradable.
Vienna: Claro. ¿Qué quieres que te diga?
Johnny: Miénteme. Dime que me has esperado todos estos años. Dímelo.
Vienna: Te he esperado todos estos años.
Johnny: Dime que habrías muerto si yo no hubiese vuelto.
Vienna: Habría muerto si tú no hubieses vuelto.
Johnny: Dime que aún me quieres como yo te quiero.
Vienna: Aún te quiero como tú me quieres.
Johnny: Gracias (bebe). Muchas gracias.

DIÓGENES dijo...

María, no siempre lo consigues apartándote de la persona, muchas veces te sigue... quizás lo mejor sea ignorarla.

Yolanda, hay que ver lo que hace la experiencia. Pero, no sé, no me gustaría ser Johnny.

Mus dijo...

Gracias, Yolanda.

Voy a comprar ahorita mismo el devedé de Johnny Guitar, que promete enseñarme todos los trucos del amol.

Luego veré Cabaret, donde aprenderé lo que significa el fracaso.

Y luego, si no aparece pronto alguna peli de los hermanos Marx que me redima, tendré que retirarme a ejercer la disciplina monástica en algún lado del Himalaya. Por el momento, comenzaré rapándome la cabeza en señal de contrición precinematográfica.

noe78 dijo...

Buenos días.
Querido Mus, quién sabe, quizá mientras vas a comprar el devedé te encuentras con alguna loca del cine que ponga en práctica todos los trucos que aprendió con otras pelis y te ahorras las pelas jajaj.
Lo de raparte la cabeza puede resultar práctico de cara al verano...total acaba creciendo de nuevo.
Un saludo
Noelia

Yolanda dijo...

De nada, Mus... encantada de servirle a usted y a la patria :-). Pero, quid pro quo, le voy a pedir un favor... ná, una minucia... cuando vaya usted al videoclú a buscar su duvedé, si no es molestia me mira si tienen "Con faldas y a lo loco" que quiero probar el método Jack Lemmon... para la cosa del amol, digo. Si la encuentra avíseme.

Besos.