Mi lista de blogs

lunes, 21 de abril de 2008

BRATZ...


Este siglo XXI se las trae…

Hay que intentar que los niños picoteen de donde creemos existe alimento de su materia gris, y no es fácil. Nosotros podemos intentarlo, es parte de la educación, del intento de educación, porque para mí la educación es un intento, es algo que al menos los padres debemos intentar. Al final, veremos si hemos conseguido algo. En caso contrario, al menos, lo habremos intentado.

Los deberes del fin de semana se liquidan antes de empezar otros menesteres. No hay que decir nada, se sabe. Y en los otros menesteres no sólo hay educación clásica, sino también hay tiempo para perderse con la Nintendo, o descubrir con un tal Pipo las matemáticas en Egipto.

Pero ayer, hubo censura. Vaya temporada que llevo.

Se trataba de un juego de estos que S.S.(graciosas)M.M. los Reyes Magos complementaron de algún bazar de rebajas o saldos que bien les sirven para hacer regalos. Aparecían unas “fulanas” (No se entienda por prostitutas aunque podrán serlo, sino como señoritas de nombre desconocido) que iba ataviadas a la última, con andares interesantes (ridículos) y familiarmente llamadas “pijas”.

Lo curioso es que el lema del juego, que siempre aparecía cuando se cambiaba de lugar era: “Para presumir, hay que sufrir”. ¡Hay que joderse!

Que los Reyes me perdonen pero… por ahí, no.

26 comentarios:

curiosísima dijo...

Pero ¿tú no sabes que cuanto más prohibas, más querrá ella?

Yo quise prohibir pistolas, espadas y demás belicosidades y acabó armándose con palos, pinzas de la ropa y hasta con la esponja cual miembro de la kale borroka... eso sí ¡imaginación al poder!
Vamos, que te va a dar igual.

Besos

DIÓGENES dijo...

Curiosísima,

La prohibición no ha sido tajante, sin más. Hemos intentado que viera que las citadas susodichas no eran el mejor ejemplo para ir por la vida, que había cosas mejores y más divertidas que incluso también iban de maquillaje, etc, etc...

Que me va a dar igual, lo sé. Pero lo intentaré.

Pienso que no es cuestión de prohibir sin más, de hecho no hemos pronunciado la frase: "¡Te prohíbo que vuelvas a coger ese juego!

Ays... como se convierta en una Bratz... me da algo... jajajaja.

amina dijo...

Pues me lo voy a plantear seriamente, que no me vea nunca más mi hija depilarme, porque eso si que es sufrimiento y cuando preguntan ¿para qué? pues no le hablo de mi paz interior ni mi bienestar emocional, etc.

Y sobre las armas, ya puedes hacer lo que quieras que cualquier palo se puede convertir en la máquina más mortífera que uno pueda imaginarse.

Belén dijo...

Pues si... y luego nos quejamos, si al final es siempre lo mismo...

Besicos

Mus dijo...

Yo, si te viera depilarte, también lo haría, Amina. Para demostrarlo, me he rapado la cabeza y parezco Gandhi (pero con alma de demoño dojo). ¡Solidaridad capilar!

Yo siempre jugué con armas (e incluso las construí) y he salido un pésimo ejemplo; pero oigan, ejemplo al fin y al cabo. ;)

curiosísima dijo...

Si de verdad quieres solidarizarte con Amina, no va a ser suficiente un rapado (por muy roja que se te quede la calva) tendrás que recurrir al arrancamiento por distintos métodos, a saber: pinzas, cera casihirviente, cera fría, que no hierve, pero jode igual, aparatos eléctricos que parecen creados por el dr. Menguele, o bien, recurrir a la abrasión ya sea química (fluídos pestilentes hechos con base de huevo pocho)o rayos láser de ultimisima generación que a veces también queman y clarostá también joden lo suyo.
Vamos que lo del rapado debe hasta ser agradable y seguro que da cosquillas. Menuda solidaridad!

Yolanda dijo...

No podemos mantener a salvo a nuestros hijos de todas las gilipolleces que hay en el mundo... creo que nuestro deber y poder como padres es transmitirles nuestra opinión, nuestro código ético. Siempre y cuando sea auténtico y lo practiquemos, que si no, no vale.
Además que tu hija es muy pequeña para entender las implicaciones éticas de algo que para ella es solo un juego. Ya llegará a su tiempo el momento en el que ella también tenga espíritu crítico y tú lo único que puedes hacer ahora es ir abonando el terreno. Decirle lo que piensas de esos juguetes pero sin esperar que ella lo entienda, de momento.

Ánimo... tú puedes :-)

Mus dijo...

Jopé, Curiosísima, es que la solidaridad no es solo inmolarse si el vecino se quema a lo bonzo, sino mostrarle su adhesión...

Una vez me depilé estas orejas de Teen Wolf que gasto, y muchas amigas se han entretenido en solidarizarme las cejas. ¿Eso no cuenta? :)

curiosísima dijo...

Bueeeeno. Si hubo arrancamiento y/o abrasión, sí que puntúa en la lista de sufrimientos pilosos, QUE intuyo que orejas y narices deben ser zonas dolorosas por lo dolosa de la acción (más que nada).

Por cierto Mus, besos...

manuespada dijo...

Creo que preferiría arrancarme las uñas a depilarme, más que nada porque creo que sufriría menos dada la población capilar de mis piernas.

amina dijo...

Vale, creo que ni a Mus ni a Manu les hace falta depilación ni nada por el estilo.

Es que estoy impactada, acabo de ver las fotos de Manu y ¿Por qué me lo perdííííí...? Pero ¿vosotras le habéis visto?

Y nosotras a seguir sufriendo. Agustín, ¿la madre de la niña no se crió con la nancy?

Que si, y no solo para presumir va a tener que sufrir, sino también para buscarse la vida en este mundo que aún sigue siendo de hombres. que no tienen que depilarse.

Mus... te agradezco la solidaridad.

DIÓGENES dijo...

Amina, me imagino que sí. Y yo con los madelmanes, pero, no me los compares con los guionistas del juego de las Bratz.

Mus, Manu, me uno a la problación capilar del Mato Grosso.

Curiosísima, podrías hablar de consejos para los sufrimientos pilosos. He visto a Mus muy interesado (Somos más, lo que pasa es que le pongo de escudo)

Yolanda, iremos viendo los momentos. Es como todo, me imagino.

Belén, quejarse es muy humano, aunque en ocasiones...

curiosísima dijo...

Claro, yo te hablo de lo que tú quieras.
Verás, basicamente se trata de relajarte, a ratos aprietas las mandíbulas y otras no puedes reprimir -si hay confianza con la arrancadora- un: cagüent`padre!.
Ella -que es un poco bruta- te mira con desdén (lo que aumenta tu sufrimiento) y replica: noseasquejica, que tu ya has parío!.
Así que no te queda otra que seguir aguantando el tirón (acepción no metafórica de tirón) y que sí, que hay cosas peores, que yo puedo con esto, y que lo mona que voy a quedar, y que acabe pronto pordiossss.

Amina, toito te lo consiento menos que compares a nuestra bienamada Nancy, con sus vestidiitos y sus zapatiitos y su armariiito (o caja de zapatos en mi caso) con las Putibratz. Eso sí que no.

DIÓGENES dijo...

Curiosísima, yo, la verdad es que me he animado. ¿Probamos con Manu?... Si el dice que sí, voy detras de Mus.

¿Duele igual en todas partes?

Me ha gustado lo de las putibratz... jajaja... ¡Niñaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa... deja las putibratz de una vez... leeeeeeeeeeeche!!!!

manuespada dijo...

Diógenes, yo creo que no me animo, ya lo intentó una vez una amiga con una proción pilosa de mi pantorrilla blandiendo cera caliente y casi me arranca un trozo de gemelo dadas mis "raíces profundas". Además, dicen que cuando sale el pelo pica.
Amina, gracias por lo de las fotos, la próxima vez que vaya a Salamanca te pasas, nos habríamos reído un rato.

curiosísima dijo...

Jejeje
No Diógenes, hay sitios donde duele muchísimo y además se queda el dolor un ratito, debe ser por la proximidad del hueso. Este sitio es los dedos de los pies...
¿qué pensabas?.mmmmm
:)

DIÓGENES dijo...

Curiosísima,

Todos sabemos lo que pensaba... jejejeje... re mmmmmmmmm.

¿Los dedos de los pies? ¡Pobres hobbits!

Esto me recuerda hace algún año, en el 2006, ante una pregunta bloguera de cómo preferían las mujeres a los hombres, cuando una dama contestó:

“…Me da igual que tenga una carrera universitaria o no, mietras se pueda hablar con él, se interese por las cosas, le guste aprender.. (muchas veces me da miedo de todo lo que sabe, sin haber pasado el cou, me hace descubrir muchas cosas, me ha cambiado los valores preestablecidos por así decirlo).
Que nos gusten las mismas cosas, que compartamos hobbits, trabajo (en casa y cosas comunes).”

Y una mente malvada le contestó:

“Yo con mi novia prefiero compartir orcos o goblins.....

Pero qué malo, remalo que soy, jejejejejeje…”

¿Quién se acuerda?

Mus dijo...

Yo me acuerdo que me estuve riendo delante de la computadora durante varios minutos, como un descerebrado compufriqui destos de hogaño.

Snowhite dijo...

Si señor, me acuerdo. Menos mal que tenia un despacho propio o me echaban del curro.

Snowhite

Lula May dijo...

Jo, yo no me acuerdo...
Estoy segura de que no lo leí, porque sería imposible olvidar semejante despropósito.
;-D

Qué tiempos!! (Y qué mayores somos ya..., leche!)
Besos,
Lula.

María dijo...

Fíjate Diógenes, en mi última entrada que he escrito en mi blog hago referencia a los juguetes que teníamos cuando éramos niños nosotros y de los que ahora disponen nuestros hijos ¡casi como que hemos tenido telepatía! jaja.

Ahora ya mi niña pequeña ha dejado de lado la nintendo que la trajeron este año Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, para dar paso al nuevo pc, ¿tenemos la culpa los padres de tanto caprichito? ¿o quizá querramos ofrecer a nuestros hijos lo que nosotros no tuvimos de pequeños? ¿somos culpables de toda ello? aysssss.

Un beso amigo.

Manqueospese dijo...

Hola grupito!!!

Para los que se animen para la autoinmolación capilar... para que aclaren las ideas...

http://es.youtube.com/watch?v=2Lx4yF0oqzM

Yo paso...

Con respecto al tema, creo que la mejor enseñanza para nuestros hijos es la que les estamos dando. Cada uno con sus ideas, pero por favor... no nos cuestionemos tanto como padres. Está bien tener unas directrices, pero tampoco muchas. A la pregunta de ¿Qué vas a ser de mayor?, Forrest Gump contestaba "¿Es que no voy a ser yo?". Eso es lo importante que sean ellos mismos. Lo mismo es mejor una buena Bratz en casa que tres Nancys malintencionadas.

Besos para ellas. Abrazos para ellos.

P.D.- Estoy enfadado con el tema de los bisexuales. Resulta que aquí hemos criticado a hipócritas, maleducados, envidiosos... pero cuando tocamos el tema sexual, parece que es mejor decir que si son felices que sean como quieran. ¿Es que no tienen derecho, los hipócritas, los envidiosos, los maleducados a ser felices con su comportamiento?...Es una reflexión. No quiero cambiar de tema que está bastante instructivo...

DIÓGENES dijo...

María,

A tus tres preguntas contesto que sí. Creo que tienen muchos sitios donde mirar, pero...

Manqueospese,

Todo el mundo tiene derecho a ser feliz con su comportamiento, envidiosos, hipócritas..., pero solo hasta que ese comportamiento afecta negativamente a los demás e incluso, hasta ahí, muchas veces se plantea en ocasiones el egoismo como herramienta para evitarlo. Allá cada uno.

Pero en el tema sexual cada uno es libre de ser hetereo, homo, bi, lo que quiera... y la única frontera que veo es la que se sale de madre, pedofilia, violación..., donde la otra persona se convierte en victima.

Manqueospese dijo...

Ya, Diógenes. Si hasta ahí estamos de acuerdo. Pero si te das cuenta, cuando te expresas no eres igual en tu consideración. También, cada uno es libre de ser hipócrita, envidioso... sólo mientras no afecte a los demás... Es lo mismo... Lo que veo es que actualmente criticar una conducta homosexual o bisexual es políticamente incorrecto y es preferible acabar las discusiones, apelando a la libertad de las personas.


Un saludo.

DIÓGENES dijo...

Manqueospese,

Creo que me estoy perdiendo. Una conducta sexual es una conducta sexual, los tejemanejes de los políticos que lo utilizan simplemente me parece oportunista, como todo lo que manejan. Y particularmente no tengo motivos para criticar una conducta homosexual o bisexual, ni para ser hipócrita con el tema, ni para ser envidioso... ¿envidioso?... bueno, envidioso sí, un poquito... hay una vecina en el sexto que...

felix dijo...

las palabras del escritor me paracieron muy directas a lo que él queria pues esa forma de exprecion me encanto y en caso de que tenga o bras las leeria todas