Mi lista de blogs

martes, 1 de abril de 2008

DESAYUNOS...



Desayuno sobre la hierba, Edouart Manet


Me he tirado años desayunando un tazón de Cola-Cao a palo seco. Cuando me despierto necesito de un buen rato para que mi estómago exija un acopio alimenticio, pero como uno siempre se levanta con el tiempo pegado a la sombra, siempre he preferido robarle minutos al desayunar mejor que al sueño.

Ahora bien, no me deis tiempo, no me dejéis una media hora entre el despertar y el empezar… y otra media para desayunar a gusto, como en vacaciones, porque entonces, me pondré como el Kiko (famoso gitano de los años 40 del siglo pasado que tuvieron que ingresarle por un atracón de gambas).

Dicen que los mediterráneos desayunamos poco y duramos más, y también dicen que los anglófonos siempre lo hacen copiosamente por el tipo de vida…

Los desayunos tienen bandera de coletilla.

El desayuno español está a la vista: Chocolate con churros, cafés con bollería, carajillos para el invierno, porras, galletas, magdalenas, pan con aceite, pan con tomate, leche con gofio, estos últimos con zona determinada.

El desayuno francés es más “olalá”: croissants, brioches y baguettes, mojado con su café au lait.

Los ingleses te cambian el café por el té, pero lo complementan con huevos, bacón, salchichas, cereales y más particularmente su porridge. Si hay hambre, judías con tomate.

Los alemanes se acompañan de sus panes brötchen, que una vez abiertos los rellenan de huevo duro, embutidos, quesos, mantequillas y mermeladas.

En Argentina desayunan su mate, en Colombia les gusta “tomarse los tragos”, bebiendo café muy puro en ayunas. En la República Dominicana, trituran plátanos verdes con mantequilla. Y en varios países asiáticos, el desayuno es un plato de comida más, sin diferenciarlo de la comida o la cena.

Hubo también quien desayunó con diamantes… deseando una tienda de joyas de las 5ª avenida y conociendo al autor de un solo libro y con la máquina de escribir sin apenas tinta.

http://es.youtube.com/watch?v=_aU02NIFdQM&feature=related

¿Sois vosotros de desayunos fijos? ¿Os gustaría que os despertaran con esa canción?

13 comentarios:

amina dijo...

Me despiertan a m i con esa canción y le tiro con el desayuno. Pero con intención de arrearle fuerte con la taza.

Y yo desayuno café con leche y galletas, es decir, la originalidad personificada.

manuespada dijo...

Precisamente me pasa lo mismo que a ti. Desayuno siempre un vaso de Cola-Cao (en mi caso Nesquiq) a palo seco y sólo me pongo como el Kiko en vacaciones a la hora del desayuno. Cuestión de tiempo y de predisposición al hedonismo durante el tiempo de asueto.

noe78 dijo...

Buenos días.
Pues yo era de las que se saltaban directamente el desayuno y casi que la cena hasta que a mis tías les dió por estudiar Dietética y Nutrición y además les dió por investigar cómo me alimentaba así que ahora suelo tomar leche semidesnatada bien calentita con una bolsita de té (sé que alguno dirá que vaya desayuno pero de no tomar nada a tomar eso ya es un paso).No lo puedo remediar, cuando me levanto por las mañanas mi cuerpo no admite ni el agua...es que no me apetece tomar nada de nada, como para darle a las salchicas y a los huevos revueltos...me muero!!! jajajaja
Recuerdo que cuando era pequeña veraneaba en Málaga en el cortijo de mis tios.La primera vez que me desperté allí y fuí a la cocina tuve que mirar dos veces el reloj porque la mesa estaba preparada más para comer que para desayunar....atún, jamón serrano, chicharrones (es una especie de paté un tanto basto que resulta de la matanza del cerdo, de los restos de la carne magra y la manteca en que se frie...ahí es ná!), molletes de pan blanco de Antequera, aceite de oliva, manteca colorá....creo que se me olvida algo pero yo miraba a mi madre con ojos de asombro y recuerdo que pensaba...¿es que en esta casa se desayuna y ya no se come más en todo el día? jajajajaj.No hace falta que diga que al segundo día ya estaba malita del estómago...es lo que tiene ir al pueblo que comes más de lo que puedes y deberías.Ahora me lo tomo con más tranquilidad, al fin y al cabo yo no tengo que segar jajajaj.
Un besito.
Noelia

Nana dijo...

En mi casa conviven dos formas de desayunar: La de estar tranquilamente sentados, con pan, embutido, café con leche (la parte alemana de la familia) y la de ir corriendo con la taza de té en la mano (la parte española). Mis hijos (cómo no, mezcla de las dos partes) se toman su nesquik, pero eso sí, bien sentaditos.
Un saludo a todos.
PS: Es mi primera intervención en este blog. Realmente nunca había intervenido en ninguno (por mi trabajo ya paso demasiado tiempo delante del ordenador), pero desde que supe de Diógenes y su blog (un día de Semana Santa, rápidamente, Diógenes se volvía a Madrid), he entrado varias veces a leer vuestros comentarios.

LIA dijo...

El desayuno es mi comida preferida del día, no porque coma mucho o poco, sino porque para mí es un pequeño ritual que casi nunca me salto.

Me hago mi zumo de naranja natural, mi leche de soja, y una tostada con jamón o queso.

Me encanta la soledad de la mañana y el silencio, no soporto que me hablen o me pregunten, y menos que me canten, sea la canción que sea.

Un beso.

LIA

Lula May dijo...

A pesar de mi evidente pasión por esta película y por Audrey (Lulamae), preferiría esta canción para dormir que para despertar.

Y en cuanto al desayuno yo soy más de té y tostada con aceite y tomate, acompañada de jamón, queso, chorizo o cualquier embutido que pille en la nevera.

Qué hambre... me voy a comer que llevo una mañanita de perros.
Besos.

Maria dijo...

Los españoles somos muy listos y nos hemos inventado esa hora del bocata, y luego la merienda. Total, a lo bobo a lo bobo el ColaCao, el bocata, la comida, la merienda, la cena y otro ColaCao. Según cuentan los que saben eso es lo bueno, lo difícil será no pasarse de calorias.

yolanda dijo...

Si a mi se me ocurriera salir de mi casa sin desayunar sería mujer muerta... antes de desayunar solo soy una sombra, una especie de zombi. Zumito de naranja, tostada con aceite de oliva y café... luego ya puedo incorporarme al mundo de los vivos.

No me importaría para nada desayunar con Audrey Hepburn cantándome el Moonriver... es más, me parece un plan perfecto.
Pero si se puede elegir, preferiría desayunar con éste :)))

http://es.youtube.com/watch?v=sFQkBm_c2B0

Besitos.

Belén dijo...

Pues yo soy de café a palo seco, la verdad... creo que de mi cuerpo lo último que despierta es el estómago...

Besicos

irene dijo...

Vengo de la casa de Manu, recomienda tu libro, lo anoto.
Dicen que la comida más importante del día es el desayuno, y tiene su lógica, hay que estar con fuerzas para aguantar todo lo que puede trarte un día entero.

Hace años, estuve en unas excavaciones en Teruel, siempre nos despertaban con una bonita canción, que llegué a odiar.

Un abrazo.

Snowhite dijo...

El desayuno ingles tradicional ya no es la norma, principalmente por falta de tiempo, pero tampoco es unico a Inglaterra. Como dice Noelia, tambien se comia fuerte por las mañanas en el campo. Eso de tomar un cafe y ya esta es para urbanitas con un requirimiento de calories mas bien nulo. Si tienes un trabajo fisico, estas expuesto al frio y a la intemperie no durarias mucho tiempo con desayunos light.

Snowhite

TITA dijo...

Me levanto ciega y lo primero un café con leche cargadito en taza grande y sin azúcar después de llevar dos horas trabajando me merezco un receso y un zumo de naranja es suficiente para acabar la jornada laboral. No es muy saludable pero no puedo tomar nada sólido.
En vacaciones desayuno sin prisas, primero el café y después pues según donde este, pero relajado y abundante.
Saludos. Tita

Manqueospese dijo...

Tazón de café con leche y tostadas, si a mi madre no se le ha vuelto a ocurrir hacer esos chicharrones, bollos, madalenas, perronillas... Cada vez que llega a casa después de haberlo hecho en un horno de leña, es que me da miedo... Pero claro, hay que comérselo...jajajaja. Luego a lo largo de la mañana el dolor de conciencia me obliga a tomar cafés con sacarina... ¡¡¡ A buenas horas !!!.

Pero echo de menos, cuando estás de vacaciones, en el hotel, levantarte a las nueve o las diez de la mañana (antes de que cierren el comedor) y echarme un bol de yogurt con cereales de chocolate... Y luego rematar con el café con tostadas y luego un zumito de naranja... A mí me pasa al contrario, que cuando no gasto es cuando más como. Así pasa, claro...

Y al igual que a Lia, me encanta el silencio de la mañana. Lástima de no tener ese tiempo para disfrutarlo en los días de a diario. Los días de asueto me encanta disfrutarlo en un pequeño patio, siempre que el tiempo me lo permita. Otro placer sencillo y mundano. Y si estoy descalzo mejor.

Saludos.

P.D.- Yolanda, yo preferiría despertar con estas vistas, aunque las que tengo no sean malas y lo digo sin que me este viendo o apuntando con nada...jajajaja.

http://es.youtube.com/watch?v=MeWlE5BuPj4

o incluso si os ponéis en plan austero estas:

http://es.youtube.com/watch?v=TtPU7r5dUxE

Como ves, Yolanda, hay gustos tan diversos...