Mi lista de blogs

domingo, 16 de marzo de 2008

RUTINA...

La vida puede llegar a una metamorfosis callada, a un estar para siempre, a un dejarse llevar, vivir, y convertir el día a día en un argumento de marionetas cuyos hilos ya os han atado.

Rutina hecha rito…

Querencia de vida de autómatas…

La rutina en si ya es un préstamo, del francés routine, cuyo simple camino es marchar ya por un lugar conocido.

Cuando la rutina se hace costumbre ya nada es igual, pero todo es igual. Las personas ya no son personas y pasan a ser parte del mobiliario. La visión del que nos quiere es la visión del que realiza un inventario. Estamos en un lista fría, calculada, y somos parte de su todo, de su mundo, de su falsa esperanza.

Si lo que fue ya no lo es, no miréis a otro lado, es a vosotros a quienes os pasa. Nadie vendrá.

Nadie os dirá lo que tendréis que hacer. Si deseáis permanecer seréis unos valientes, si deseáis saliros de ese catálogo seréis más valientes aún.

¿Os habéis ya anquilosado? Dejad de ser rutinarios de la vida, y cogedla con vuestras manos, comprobad que es algo sólido, algo sentido y no dejéis que una vez en la palma de la mano, se os escape entre los dedos como arena, como agua, como nada.

Y qué decir, sino con un canción… os la pongo medianamente traducida. Escuchadla. Yo lo hice muchas veces…

Love will tears us apart, JOY DIVISION.

Cuando la rutina aprieta,
y las ambiciones están por los suelos,
y el resentimiento cabalga fuerte,
las emociones no crecen.
Y al cambiar nuestros caminos,
tomando carreteras diferentes.
El amor, el amor nos destrozará otra vez.

¿Por qué la cama está tan fría
en el lado en el que tú estás?
¿Soy yo el que no está a la altura?
¿Hemos perdido el respeto mutuo?
Todavía queda algo de atracción,
que hemos mantenido a lo largo de nuestras vidas.
Amor. El amor nos destrozará otra vez.

¿Gritas todos mis errores
cuando estás durmiendo?
Tengo un sabor en la boca.
Mientras la desesperación aguanta.
¿Es eso algo bueno?
¿No podrá funcionar nunca más?
Cuando el amor,… el amor nos destrozará otra vez.

Y siguieron cantándola…

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encantaba la portada de CLOSER, de Joy division.

Ultimamente parece que me dan ganas de vivir mas intensamente. Sera por leer a diogenes.
ROCIO.

Anónimo dijo...

Rocío qué difícil se lo ponéis al "maestro"... Buuuf. Digo yo que no es pa'tanto.

DIÓGENES dijo...

Rocío, como dice anónimo no es "pa'tanto".

Anónimo, no soy maestro de nada, te lo aseguro...

Besos y abrazos.

noe78 dijo...

Buenos días...
Para no caer en la rutina lo único que se me ocurre que hay que tener son ganas de no caer en ella.
Puede parecer una obviedad pero lo más fácil es dejarse llevar, hacer las cosas de manera autómata y no sentir...o al menos no desear.
Intento levantarme todos los días con deseos nuevos....el intento por conseguirlos me hace estar alerta, sentirme viva y burlar a la rutina...a todo esto intento sumarle una sonrisa...os aseguro que no falla.
Un beso.
Noelia.

Anónimo dijo...

Y que no es pa´tanto, dice...

Froiliuba dijo...

La rutina es algo necesario en la vida, ya con los niños te lo dicen, establécele rutinas para que se centre mejor.
la rutina es importante sí, pero... de vez en cuando, si no fuera por esas cosas que se salen de la rutina...
como dice Serrat: de vez en cuando la vida...él lo explica mejor que yo
Mejor oirle no cres Dio???

http://www.youtube.com/watch?v=gOlW-Ljcgno

Anónimo dijo...

Mirad chicos y chicas (sobre todo), estoy por echarle un cable a Diógenes y por eso os digo: las alabanzas, las palabras pastelosas, la defensa y encumbramiento de alguien, en favor de alguien, desmesuradamente, mejor hacedlas en cualquier sitio, en sitios que el no siempre lo pueda ver. Si no su Blog se convertirá en un sitio cerrado, angosto, falto de oxígeno, donde a ese pequeñísimo círculo solo se atrevan a acercarse quienes pretendan "adorarlo", sin dejar lugar a la disensión, al debate. En resumidas cuentas, empobreciendo el sitio. No creo que nadie dude de las cualidades de Diógenes, que es probable que sean unas cuantas, pero los debates llenos de alabanzs pierden todo el sentido y agotan al autor. Supongo que entenderéis que este comentario es una ayudita para Diógenes. Las palabras, son solo palabras y "maestros" hay muy pocos.
Espero haberte echado una manita antes de que acaben quemándote, Diógenes.
(Precisamente, no escribo nunca, aunque que os leo, por eso mismo hay muy poco espacio para debatir)
Apretón de manos.
Romano Croitorius

Romano C dijo...

Rocío, decir que leer a Diógenes te da ganas de vivir más intensamete, es echar una losa a Diógenes que no creo que merezca. Lo ahogaréis.

yolanda dijo...

Respecto al tema de las rutinas, pienso que como todo, es una cuestión de medida. Las rutinas son necesarias, imprescindibles, pero la aventura y las sorpresas son lo que le dan la sal a la vida. Ambas son importantes.

Respecto a lo que dice Anónimo acerca de los halagos a Diogénes... bueno, tampoco creo que sea una cuestión tan importante. A la mayoría de la gente le gusta dar y recibir halagos y no creo que Diógenes sea tan ingenuo como para creerselos a pies juntillas.
La vida es un poco de teatro también y en eso, todos contribuimos un poco... pero somos lo suficientemente inteligentes para saber discernir... al menos, eso creo yo.
Dicho lo cual, que ni se le ocurra a Diógenes hacerse el estiradillo porque le bajamos los humos más deprisa que corriendo :P

Besitos para todos.

DIÓGENES dijo...

Dicen, en el tiempo que llevo surcando estos mares de blogs, que cuando un tema se ve rebasado no por su debate sino por temas ajenos a él… el que ha tirado la piedra, como yo me califico, no sólo yerra sino que no llega…

Creo que el tema rutinario, el de la rutina, el de hoy, se ha visto dirigido hacia otros derroteros… agradezco todas vuestras intervenciones, pero entre las ajenas al tema me quedo con dos… la de señor Croitorius, que resumo en una de sus frases: “Las palabras, son solo palabras y "maestros" hay muy pocos.”… y la de la señora Yolanda que está dispuesta bajarme los humos más deprisa que corriendo, y a lo que contesto que: ¡encantado! ¡Ea! Ah… y un beso.

Rocío, la capacidad de vivir es sólo tuya. Y el modelo a seguir es algo que tú misma has de crearte, sin personificarlo y sin seguir a nadie. Entre otras cosas porque tú eres más importante que ninguna palabra, y ningún “maestro”. (Happy, si me lees, te odiaré eternamente, en la amistad, por empezar con esto).

Visto lo visto, y en ello estaremos de acuerdo… continuemos con la rutina de mostrarnos opiniones distintas, discernimientos y otros puntos de vista, y dejemos los laureles para los guisos, no para mis torrijas.

Hagamos lo que Romano dice, que el círculo sea más grande, con oxígeno y muy abierto. Y en resumen, el de todos… y sea ya, pardiez, a un lado, el tema de gurús, ministrillos y maestros.

manuespada dijo...

A veces la rutina me mata y a veces es agua caída del cielo, depende de mi estado de ánimo.

María dijo...

Hola, vengo a darte las gracias por tu visita en mi blog, y dejarme el comentario que has dejado en la entrada que he dedicado al tiempo titulado "Nuestros minutos" porque me ha encantado cuando dices: "El tiempo no se debe administrar, cuando lo hacemos, ya nos hemos convertido en esclavos de él...
El tiempo es el ogro de los momentos, y ellos si son el néctar de la vida...", me han hecho mucho reflexionar, gracias muchas gracias, pero yo vengo también a visitarte y a dejarte un comentario
respecto a esta entrada que hablas de la rutina. La rutina que termina destruyendo porque es capaz de acabar con todo lo que, incluso, más nos guste, porque cuando las cosas son novedad te atraen, te gustan, te ilusionan, pero en el momento en que las cosas se convierten rutinarias, acaban de terminar de estropearlo todo.

Volveré por este lugar tan acogedor, puedes visitarme también mi blog cuando tú lo desees.

Un saludo.

Benjuí dijo...

Creo que en cada vida es necesaria una parte de rutina, para no dispersarse.
Al menos, si tienes que ganarte la vida con un trabajo asalariado.

(Por cierto: en mi blog cometiste el error, creo, de identificar a la niña que escribió ese post con la vieja que lo publicó...)

DIÓGENES dijo...

Benjui,

No conozco ni a la niña ni a la vieja (¿Qué vieja? ¿Quién se debe tratar de vieja?) por tanto, no debo identificar más que las palabras… fueron ellas las que me perdieron en el desvarío de lo que os escribí, y os doy las gracias por permitídmelo.

Puede por tanto el cielo, con el mismo dios, caer sobre mi cabeza por mis pensamientos… que son de humano y por tanto yerros.

Siempre seréis bien recibida…. aquí.

Ana Ortiz dijo...

En todo trabajo hay algo de rutinario, como en la vida. pero tal vez la clave sea encontrar un respiro a cada dia, algunos con el amor, otros x una peli, otros creando.
En la creación nada es igual a otro.

DIÓGENES dijo...

Ana Ortiz,

En ese respiro, en esa forma de ver, en lugar de solo mirar, está el secreto...

Quizás como decía Noe, en dejarse llevar. Quizás en no esperar, ni desear con desespero, pero si aprovechando aquel momento que nos surja, de repente, sin más.

María dijo...

Hola Diógenes:

Aquí vengo a visitarte de nuevo, aunque también ya lo hice esta mañana pero ví que no tenías entrada nueva, y ahora vengo a perdirte permiso para ver si me permites que enlace tu blog al mío. Gracias por todo.

Un beso.

DIÓGENES dijo...

María,

Es un placer que enlaces mi blog al tuyo...

En cuanto a las entradas nuevas, intento que las mañanas del lunes, miércoles y viernes haya un tema nuevo. Para eso, muchas veces, lo subo la noche anterior...

Besos.

María dijo...

Muchas gracias Diógenes, tu blog quedó enlazado al mío.

irene dijo...

La rutina puede ser una defensa, tal vez de cobardes, por el miedo a lo desconocido.
De lo que casi estoy segura, por mi propia experiencia y las agenas, es de que la rutina, irremediablemente, mata al amor.
Besos.

Anónimo dijo...

“Si su diario vivir le parece pobre, no lo culpe a él. Acúsese a sí mismo de no ser bastante poeta para lograr descubrir y atraerse sus riquezas. Pues, para un espíritu creador, no hay pobreza.” Rilke

Lo dicho ;-).

Freshover

DIÓGENES dijo...

Irene, sin duda, la rutina es una asesina del amor...

Freshover, efectivamente, no le podemos echar la culpa de la rutina a nuestro pobre vivir...

Pepe dijo...

Si Romano tiene razón, pero es que sigues echando leña al fuego para que te adoren... Maestro. Eso, eso... cambia la rutina, porque los temas son tediosos.