Mi lista de blogs

martes, 25 de marzo de 2008

LA RAZÓN NO EXISTE...

Jacob Jordaens (1593-1678)




No entiendo la obligación que en ocasiones nos imponemos.

Solemos meternos en las mismas aglomeraciones que los demás sólo por el hecho de poder decir que hemos estado. Eso sí, discrepamos, criticamos, nos mostramos disconformes, pero el paso de ir a ese lugar es sólo nuestro.

Solemos en ocasiones vestir aquello que los demás visten, sólo por el hecho de estar de moda, aunque nos disguste en el fondo y no vaya con nosotros. A pesar de eso, también lo criticamos.

Solemos criticar acciones ajenas, a la vez incluso imitándolas, como hipócritas no de los demás, sino de nosotros mismos.

Somos animales de costumbres impuestas, copiándolas y haciéndolas nuestras.

¡No vuelvo a venir a esta playa en Semana Santa! ¡No hay más que gente! Pero al año siguiente, volvemos.

¡No vuelvo a leer este periódico después de leer lo que he leído! Pero se vuelve a leer.

¿Es tan difícil ser consecuente con lo que pensamos? Muchas veces no. Muchas veces tomamos una decisión y necesitamos hacerla pública, pedimos un amparo, una palmadita en el hombro, y un apoyo tan necesario, que si no lo recibimos nos sentimos huérfanos.

¿Necesitáis cuando volvéis a casa y cambiáis de camino, el beneplácito del primer transeúnte con el que os crucéis?

Cuando uno se intenta justificar con una acción es que la inseguridad le invade. Cuando uno busca apoyos en otras palabras si está escribiendo algo, es que las suyas no las lee con convencimiento, con el aplomo de sentirse uno mismo, consigo mismo.

Somos libres de ir, de venir, de no ir, de no venir, de leer, de no leer, de entrar, de salir, siempre que el respeto a los demás no lo impida. Pero, por favor, si lo hacéis no os justifiquéis.

Llevo escribiendo en este blog hace tiempo. Lo hago porque así lo deseo. El día que no lo desee no lo haré. Es sencillo.

El fin inicial de este blog fue no perder unos contactos con gente que había conocido en otros sitios. Gente muy especial, con la que tengo afinidades y discrepancias, pero el hecho de verlas, aunque sea de vez en cuando, me anima, me recuerda otros tiempos, y me agrada compartir ideas, enfrentarlas… leerles, saber que están, que existen, que son…

El resto ha venido sólo. He intentado tocar ciertos hilos, nunca con la pretensión de estar en lo cierto, sino con la convicción que quien deseara, corregiría y mostraría su opinión. He intentado que fuera un foro de todos.

En cuanto a la mención de los halagos, quien me conoce sabe que no me hacen falta para moverme. No, no me hacen falta. Y muchas veces he hablado de ello, de los adjetivos que me imponen, y que tan mal llevo. No voy a volver a lo mismo.

Y no hay más. Sólo eso.

Ya dije hace tiempo que la libertad de leer el blog o no leerlo, de entrar o no entrar es de cada uno. Los gustos son muy extensos, tanto que incluso yo tengo los míos. Hay cosas que leo y hay otras que no leo. Pero no confundamos las opiniones con los gustos, con el “cómo me gustaría que fuera”… El gusto es de cada uno y no necesita justificación pública. Las opiniones a favor o en contra, son opiniones, y siempre que se amparen en el respeto y las buenas formas, siempre son bien recibidas, entre otras cosas porque la razón, no es potestad de nadie, y los puntos de vista distintos son siempre enriquecedores para todos nosotros.

Ahora bien, si este blog se hunde por aburrido, por falta de interés, dejadme que sea egoísta y cínico, y siga haciendo con google, o sin google, con citas o sin citas, lo que me guste hacer, lo que me de la gana. Y si se hunde o nos aburre algún día, o si veo que no nos dice nada, al fin y al cabo, no molestará ya a nadie que haya dejado de entrar aquí.

Que el que escribe para ser seguido, malo, os lo digo yo. Sólo quiero escribir para compartir. El resto no lo busquéis, no está en este blog, ni en mí.

No perdáis el tiempo en un blog si lo consideráis cerrado, si no os dice nada. Yo no lo hago con los que no me dicen nada, no puedo compartir algo, o simplemente… no me gustan.

Es fácil, os lo aseguro. Pero no busquéis otras razones.





"La razón no existe por naturaleza, es exclusivamente fruto de la decisión”

KARL JASPERS

25 comentarios:

María dijo...

Diogénes se que no te gustan los halagos, pero... ¿me dejas darte un aplauso por todo lo que has dicho en esta entrada? ¡plaf plaf plaf! gracias Diógenes muchas gracias por dejar que aplauda lo que has escrito, porque realmente, me siento identificada con tus palabras.

Un blog abierto es algo para compartir con los demás, y para que los demás expresen, si quieren comentarios sobre los temas expuestos en las entradas, pero nadie está obligado a entrar en él, para lo cual, si hay alguna persona que no le interesa, pues que no entre y punto, no hay más que hablar. Pero si tú tienes creado este blog, como otras personas también, tienes plena libertad para hacer, poner y escribir lo que se te antoje, porque nadie te va a calificar, porqué tú deseas expresar lo que quieres y porque quieres y porque nadie está obligado a entrar en un lugar que no quiera, pero es tu blog y haces lo que quieras con él, para lo cual, no hace falta buscar razones.

Cada cual es libre y está en su derecho para hacer en su blog lo que crea conveniente guste o no a los demás.

¡¡Adelante amigo!! y aunque no pienso halagar tu blog porque se que no te gusta, sí lo voy a hacer contigo, ¡¡¡vales mucho!!!

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Gracias, Maestro, por tus palabras.

DIÓGENES dijo...

Anónimo... no me jodas. No volvamos a empezar. Otra vez, no. (jajajaja)

yolanda dijo...

Razón llevas, amigo. No es que yo te de la razón... es que la tienes de motu proprio... ¡toma castaña!.

Pero llevando razón, que la llevas, me has dejado un poco descolocá. Me has hecho reflexionar sobre mi libertad para entrar o no entrar en tu blog y... estoy hecha un lio. Yo vine aquí siguiendo una llamada atávica y profunda, un viento amigo me trajo cual si fuera una hoja condenada a revolotear en este lugar eternamente.
Pero tú dices ahora que somos libres de quedarnos o irnos y me haces pensar en que hacer con esta libertad que me pertenece.

De repente, ya no hay viento, ni hojas, ni llamadas atávicas y profundas. De repente solo hay libertad y yo no sé que hacer.

Voy a pensármelo.

Besos leves (no quiero encariñarme demasiado... por si acaso) :P

DIÓGENES dijo...

Yolanda... lo siento.

Si miras verás la jaula cerrada. Y sentirás el viento moverse entre los barrotes...

P.D. La puerta está abierta, pero, podrías disimular y no darte cuenta.

Anónimo dijo...

Cómo era aquella frase... ¿¿nadie me obligó ha hacer nada que no quisiera?? es asi???
pues eso, que el que entre, lo disfrute y el que se aburra...
La "vaselina" sobra eso sí, no te hace falta, pero también sobra la mala leche.
La Sirena.

Manqueospese dijo...

Diógenes, eres un farsante!!!

Resulta que me mandas mails a mi correo, diciéndome que escriba algo y anime a otros a que escriban y ahora me sueltas el rollo de que lo tengo que hacer libremente. ¿En qué quedamos?...

Macho, aclárate, porque yo con tus palabras no aprendo nada. Todavía me acuerdo cuando me obligaste a leer a Bécquer, o me mandaste a dos tíos de negro riguroso en un coche negro metalizado, porque no quería decir que los Depeche Mode son de mis grupos preferidos... ¿O ya no te acuerdas, cuando me enviaste por mail la grabación del párrafo de Ezequiel 25:17, en la voz amenazante y atronadora de Samuel L. Jackson, para que me manifestara públicamente a favor del mus como mi juego de cartas por antonomasia?

¡¡Qué facil olvidas compañero!!

Pero esto no quedará así. Te castigaré con mi presencia ahora que me dices que me aparte. Tú te lo has buscado...

Saludos.

P.D.- Siento hacer públicas todas estas cosas, pero es que esto clama al cielo...

DIÓGENES dijo...

Manqueospese,

Te he tenido que leer tres veces...

Joer, que me digas que envió emails promocionales ya me ha dejado alucinado.

Obligarte a leer a Bécquer, la verdad es que me costó. Sobre todo atarte a la silla.

Los dos tíos de negro del coche metalizado, lo siento. No fui yo. Eran una avanzadilla de Hacienda que casualmente les gustaba Depeche Mode. Creo que estás en su lista. (no la de Depeche).

La voz amenazante leyendo a Ezequiel no era la de Jackson, era la mía.

En cuanto al castigo.

Sí digo que lo acepto, ¿rozaré el masoquismo?... en fin.

P.D. Ya podías, si tienes narices, darme tu correo algún día. Te podría mandar amenazas cuyo castigo no se lo imaginó ni Torquemada.

Un abrazo.

amina dijo...

La razón si existe, y la tengo yo.

Es lo primero que he pensado al leer la entrada del post de hoy.

Después he visto que debo ser la única “borrega” que va a los sitios de mogollón convencida de que me tienen lavado el cerebro, lo siento, esta sociedad de consumo ha podido conmigo. Si tuviese personalidad tal vez escribiría mi propio blog, pero a falta de eso husmeo en los de los demás (por cierto, ayer vi algunos geniales de los que pasáis por aquí y otros que no me gustaron tanto, en realidad me perdí entre tanto enlace).

Libertad si tengo, lo reconozco y la uso, ¿para algo no muy original? Vale, pero soy yo la que decido seguir el camino que me marcan, sin justificaciones de por qué voy.

De escribir o no aquí también soy libre, pero como soy un poco “mosca cojonera” no me voy a ir. Aunque resulta que me ofendieron las respuestas de ayer del Maestro, española con todos los defectos y dispuesta a batirme en cualquier momento me considero, pero espero que lo de ¡viva el vulgo y el montón! Sea una expresión musera.

Contradicciones que tiene una: del vulgo y del montón si, pero que me lo digan ya me jode!!!

Lo que ocurre es que me batiría con el maestro pero tengo las de perder, físicamente es mucho más grande que yo y ¿escribiendo? anda ya!

DIÓGENES dijo...

Amina,

Sólo es que grita el "Viva", lo dice porque se considera dentro, es decir yo. No generaliza, ni se refiere a nadie ¡Vive Dios!

En cuanto a batirnos... ¿y si cambiamos de armas?... alguna habrá, ¿no?.

Besos.

amina dijo...

De acuerdo... si me dejas elegir armas seguro que te gano.

Acabo de entrar en el blog de María.

Ayer vi el de manuespada y ¿alguien ha leído ese libro que tiene pinta de ser para darte una buena jarta' a reir?

noe78 dijo...

Se puede decir más alto pero desde luego no más claro ni mejor.

María dijo...

Diógenes permíteme que comente algo a Amina, gracias:

Amina:

Acabo de leer tu comentario aquí de que dices que has entrado en mi blog, y aunque no me hayas comentado nada, quiero decirte desde aquí que te lo agradezco, y que te invito a que vuelvas cuando quieras.

Diógenes, ¿sabes? hay cosas que no entenderé nunca jamás, no se si es que soy corta de mente o qué, pero así es.

Te diré que cuando lea tu libro te prometo una entrada en mi blog dedicada a él.

Un abrazo y te deseo un feliz día.

yolanda dijo...

¡Caramba! veo que estás rodeado y vas a tener que salir con las manos en alto a rendir cuentas por tus muchos pecados :)))

No desesperes... si necesitas que empiece a repartir mandobles a diestro y siniestro ya sabes lo que tienes que hacer: "Sólo silba. ¿Sabes silbar, no? Juntas los labios y soplas" ;)

http://es.youtube.com/watch?v=HFSAffL-nHU

Lula May dijo...

Qué bueno el enlace, Yolanda. Recuerdo, cuando vi esta película en el cine, salir con agujetas en la mandíbula de tanto reírme. La vi en inglés y también recuerdo pensar que menos mal que había subtítulos porque toda la sala era una carcajada casi continua y apenas se oía el audio.

Intuyo que me pasaré la tarde silbando la melodía.
Gracias,
Lula.

lia dijo...

Aquí no hay más obligaciones que las que nos creamos nosotros mismos, y justificar cualquiera de nuestros actos es tan estúpido como inservible, la mayoría son mentiras que encubren un "no quería", que no solemos decir porque los demás esperan de nosotros precisamente la mentira.

No creo que tu blog tenga los días contados, sólo el aburrimiento del autor pude acabar con algo así, y a ti no se te nota aburrido. :-)

Un beso.

LIA

sarmonica dijo...

Hola Diógenes, que nos tienes abandonados en el otro Blog...

http://www.grupobuho.es/blogs/DIOGENESS/24136/hablar-de-sexo

http://www.grupobuho.es/blogs/DIOGENESS

Anónimo dijo...

En realidad yo entraba aquí buscando la dirección electrónica de tu editriz (e información sobre su estado cívico) que en la presentación me pareció de lo más guapa.

Lo demás, las zarandajas y los pleitos, tiene un tratamiento sencillo: uno ve Amanece que no es poco y se quitan todas las tontás al grito parafrásico de:

Diógenes, todos somos contingentes, ¡pero tú eres necesario!

Y ahora me voy, que tengo un avión en la lumbre.

Mus

Maria dijo...

Yo soy rebelde, no porque el mundo me haya hecho así, a estas alturas ya no, pero porque me gusta hacer lo que me da la gana. Y francamente, me da la gana volver por aqui, me da la gana suscribirme a est RSS y no digo más porque obviamente lo que vendría a continuación ya lo sabes. Con Dió compadre, un saludo. Hasta tu próximo post.

María dijo...

María ¡qué lío! jaja nos vamos a tener que poner un pseudónomo o alguna cosa para distinguirnos entre las dos y que nadie nos confunda jajaja.

Un abrazo.

Maria (la tocaya) dijo...

Jajaja esta vez me olvidé de aclarar que somos TOCAYAS

Ana Ortiz dijo...

Tenía ganas de dejarte un mensaje y por eso lo hago.
He caído en las cosas que vos describis, he criticado cosas q después me he sorprndido haciendo.
Yo tb escribo un blog para compartir, y fuera de darme "fiaca", me gusta y lo disruto, me hace bien, q es lo importante.

Manqueospese dijo...

Diógenes... siento tener tan mala letra.

De todas formas no te cortes en enviar castigos, si son del mismo corte que los sufridos hasta el momento. Si me puse un perfil (aunque perfilé poco...), es más que nada para que el que quiera decirme algo en privado lo pueda hacer.

Un saludo.

DIÓGENES dijo...

Manqueospese,

Sin duda no fue tu mala letra, sino mis malos ojos, dormidos, mañaneros...

Un saludo.

Martina dijo...

me gusta tu concepto de razón, más bien de sinrazón, jugando con las palabras, porque estoy contigo en que la razón no existe, empiezo mi andadura de blogs deconocidos ahora pero te seguiré leyendo