Mi lista de blogs

domingo, 24 de febrero de 2008

NANAS...

Una nana es una canción de cuna. Una melodía dulce que hace que los niños se tranquilicen y se duerman. Un ritmo suave y relajante que les arrulla hasta dejarlos plácidamente dormidos.

Hay una palabra francesa, berceuse, que significa a la vez nana y cuna. Los compositores clásicos adoptaron este nombre para varias de sus melodías. Chopin, Brahms, Liszt, compusieron algunas.

A lo largo de la vida hemos asociado nuestras tranquilidad, nuestro sosiego a oír ciertas canciones o músicas que nos sumergen en la paz, en el sueño.

El otro día mi hija se quedó extasiada, embriagada ante el ordenador, escuchando una canción. Aquella que le cantaba su madre cuando era muy pequeña: Aquarela, de Toquinho.

http://es.youtube.com/watch?v=tCmHhLMpgrc


Pienso que todos nosotros tenemos una canción que nos relaja, que nos para, que nos separa de la vida meciéndonos como si estuviéramos en la cuna. ¿Os acordáis de cuál es la vuestra?

En la poesía también encontramos nanas. Aquí os dejo alguna.


Nanas de la cebolla de Miguel Hernández.

La cebolla es escarcha
cerrada y pobre.
Escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla,
hielo negro y escarcha
grande y redonda.
En la cuna del hambre
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba.
Pero tu sangre,
escarchada de azúcar,
cebolla y hambre.
Una mujer morena
resuelta en luna
se derrama hilo a hilo
sobre la cuna.
Ríete, niño,
que te traigo la luna
cuando es preciso.
Alondra de mi casa,
ríete mucho.
Es tu risa en tus ojos
la luz del mundo.
Ríete tanto
que mi alma al oírte
bata el espacio.
Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea.
Es tu risa la espada
más victoriosa,
vencedor de las flores
y las alondras
Rival del sol.
Porvenir de mis huesos
y de mi amor.
La carne aleteante,
súbito el párpado,
el vivir como nunca
coloreado.
¡Cuánto jilguero
se remonta, aletea,
desde tu cuerpo!
Desperté de ser niño:
nunca despiertes.
Triste llevo la boca:
ríete siempre.
Siempre en la cuna,
defendiendo la risa
pluma por pluma.
Ser de vuelo tan lato,
tan extendido,
que tu carne es el cielo
recién nacido.
¡Si yo pudiera
remontarme al origen
de tu carrera!
Al octavo mes ríes
con cinco azahares.
Con cinco diminutas
ferocidades.
Con cinco dientes
como cinco jazmines
adolescentes.
Frontera de los besos
serán mañana,
cuando en la dentadura
sientas un arma.
Sientas un fuego
correr dientes abajo
buscando el centro.
Vuela niño en la doble
luna del pecho:
él, triste de cebolla,
tú, satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa ni
lo que ocurre.

18 comentarios:

froiliuba dijo...

A mi hijo todas las noches al acostarse, como ritual, tengo que "graznarle" (canto fatal) un par de cancioncillas, las mismas desde que era bebé "Pinpón es un muñeco" y "cuando Noe a la selva fue".
Yo recuerdo cómo mi madre me cantaba las Mañanitas del rey David y la de San Antonio. Después le salí atea pero cuando las oigo aún sonrio y regresan a mi esos momentos infantiles.

Manqueospese dijo...

Había una vez/un barquito chiquitito./Había una vez/ un barquito chiquitito/ que no sabía,/ que no sabía navegar.

Pasaron un, dos, tres/cuatro, cinco, seis semanas/ pasaron un dos tres/ cuatro cinco, seis semanas,/ y aquel barquito,/ y aquel barquito navegó.

Y si esta historia/ te ha gustado/ volveremos,/ volveremos a empezar.


Es muy simple, pero a mí me ha funcionado. Caían rendidos. Y yo detrás...jejeje.

Recuerdo que cuándo me dormía escuchando música, hace ya unos añitos... había dos canciones que me relajaban sobremanera... Una era de Depeche Mode "Waiting for the night" y la otra de George Michael "Mother's pride" . Son un poco raritas como nanas, pero me encantaba quedarme dormido escuchándolas.

Os pongo los enlaces.
http://es.youtube.com/watch?
v=Uwutf8Qd84Q&feature=related

http://es.youtube.com/watch?
v=qp-bS8WsSh0&feature=related

Ya os advierto que el de los Depeche, el video no tiene nada que ver... lo que me gusta es la canción.

Saludos.

P.D.- Diógenes. Conocía la canción, pero no el video de Aquarela. Digno de mostrar a cualquiera...

anónima dijo...

No recuerdo a mi madre cantándome nanas, lo que sí recuerdo es que para consolarme de algún berrinche, me cogía en su regazo y me cantaba "Dónde vas Alfonso XII".
Una canción que me relaja y me quedo como anonadada cuando la escucho, sin duda, el Claro de Luna de Debussy.
Buen día a todos :)

noe78 dijo...

Buenos días.
No recuerdo que cuando era pequeñita me cantaran nanas pero yo sí he cantado unas cuantas pese a que no tengo hijos...cuando trabajaba en el cole era mi momento preferido del día...ver sus caritas expectantes y relajadas al mismo tiempo...ver como el sueño se iba adueñando de ellos.
Hace unos cuantos años unos amigos de mis padres tenían un bebé y nunca conseguían que durmiera a la hora que tocaba hasta que un día me dijeron, tú que tienes buena mano...por qué no pruebas a ver si contigo se duerme....y yo lo arrullé entre mis brazos y mientras lo mecía con cuidado le cantaba bajito....era mano de santo, se dormía en un momento....lo malo de esto es que su madre no conseguía el mismo efecto y era peor el remedio que la enfermedad porque cuando yo no estaba, en su casa, nada lo hacía dormir.Ahora mismo no recuerdo que canciones le cantaba, supongo que alguna de las muchas que aprendí en mis años en el cole pero creo que eso es lo de menos...lo que ellos captan es la dulzura del tono de la voz...
En cuanto a mis "nanas" particulares, esas canciones que te hacen evadirte, desconectar y ralajarte...os dejo los enlaces por orden de preferencia a ver qué tal os parece...

http://es.youtube.com/watch?v=ighu4gGlaUE

http://es.youtube.com/watch?v=KB65Y1Ec9SA

Son dos de las voces femeninas más bonitas que recuerdo.

Un besazo.
Noelia

lia dijo...

Cuando era un bebé mis padres probaron con todo tipo de música para que durmiera, desde música clásica hasta los Stones, pero sólo me dormía con los Beatles. Supongo que por eso me gustan tanto hoy en dia.

Mi niño es un adicto a Miliki, y para dormir le cantaba "Hola Don Pepito, hola Don José", turnándola con "La gallina turuleca". Terminé aprendiéndomelas de tanto ver el dichoso dvd.

Un beso.

LIA

Lula May dijo...

Tiene Al Jarreau una canción titulada "Morning" que me lleva persiguiendo desde mi adolescencia, y no sé muy bien por qué pero cuando estoy intranquila acuden a mí las imágenes del vídeo en el que Al se paseaba por un arcoiris y un precioso mundo multicolor de dibujos animados.

He buscado el vídeo en youtube pero no está. Una lástima.

Besos,
Lula.

Manqueospese dijo...

Lula, aquí lo tienes.

http://www.1001videoclips.com/
file.php?f=127626

Por cierto, después de escuchar las canciones, tengo ganas de pegar una cabezadita... jajaja.

Saludos.

Anónimo dijo...

Lula... la canción que dices ¿es ésta? http://es.youtube.com/watch?v=-X3qfyz97A8

Todas las canciones que habeis puesto son preciosas. Y ese poema de Miguel Hernández es magistral, como todo lo suyo.

A mis hijos les he cantado nanas y contado cuentos cada dia... han sido algunos de los momentos tesoro de mi vida. A ellos les encantaba una nana que dice:
"Pajarito que cantas
en la laguna
no despiertes al niño
que está en la cuna.
Ea la nana, ea la nana,
duérmete lucerito
de la mañana".

Mis canciones refugio son varias, las tengo para animarme y despertar y también para adormecerme. Como nanas elegiría éstas:
http://es.youtube.com/watch?v=z3mTANHqZLI
http://es.youtube.com/watch?v=fepL7ez06ew
http://es.youtube.com/watch?v=8O73AVHy7os

Y muy, muy especialmente, una canción que me hace volar al pais de los sueños y que siempre consigue calmar cualquier tormenta:
http://es.youtube.com/watch?v=wmhukf3PgpE

Besos... y dulces sueños :)
Yolanda

Lula May dijo...

Uauhhh!! Muchísimas gracias, Manqueospese y Yolanda. No exagero nada si digo que llevaba más de veinte años sin ver este vídeo, y que adoro a este hombre, en directo es impresionante.

Gracias de nuevo, me he emocionado con el vídeo. :-D
Un beso enorme.

p.d. Soy un desastre buscando en youtube.
p.d. 2. Veo que con los años he añadido yo solita el paseo por el arcoiris, jajajajaja...

Anónimo dijo...

Con vuestro permiso, voy a poner aquí el poema del maestro Luis García Montero que inspiró a Quique González para componer la canción que Enrique Urquijo hizo famosa.
Veo que os gusta la poesia, así que supongo que no os importará que me salga un poco del tema de las nanas :)

AUNQUE TU NO LO SEPAS

Como la luz de un sueño,
que no raya en el mundo pero existe,
así he vivido yo,
iluminando
esa parte de ti que no conoces,
la vida que has llevado junto a mis pensamientos...

Y aunque tú no lo sepas, yo te he visto
cruzar la puerta sin decir que no,
pedirme un cenicero, curiosear los libros,
responder al deseo de mis labios
con tus labios de whisky,
seguir mis pasos hasta el dormitorio.

También hemos hablado
en la cama, sin prisa, muchas tardes
esta cama de amor que no conoces,
la misma que se queda
fría cuanto te marchas.

Aunque tú no lo sepas te inventaba conmigo,
hicimos mil proyectos, paseamos
por todas las ciudades que te gustan,
recordamos canciones, elegimos renuncias,
aprendiendo los dos a convivir
entre la realidad y el pensamiento.

Espiada a la sombra de tu horario
o en la noche de un bar por mi sorpresa.

Así he vivido yo,
como la luz del sueño
que no recuerdas cuando te despiertas.

Luis García Montero

Besos...
Yolanda

Manqueospese dijo...

Una cosita. ¿Soy el único hombre que sabe de nanas?. Sólo responden las mujeres. Qué pasa con el sexo débil, que no escribe. Desde aquí hago un llamamiento para que el sexo masculino exprese su opinión sobre el tema.

Cuanto menos curioso el detalle.

Saludos.

P.D.- Preciosas las canciones, aunque algunas con exceso de colores pastel.jejeje.

amina dijo...

Nana Para Candela:
Duerme mi niña preciosa, mi alma pichosa, que te guardo yo
Duerme mi niñita hermosa de piel tan sedosa que tuyo es mi amor
Dulce mirada serena carita morena la noche llegó
Cierra los ojos mi vida, mi mano te cuida no tengas temor

Nana nani nana que mi tesoro dormirá
Nana mi niña la nana bonita mi niñita duerme ya

Sueña que vuela Candela, mis ojos te velan no sientas temor
Sueña feliz mariposa, boquita de rosa que tienes mi amor
Sueña que bailan las nubes que sube que sube que vuelve a empezar
Baila feliz mi princesa, carita de fresa no temas soñar

Nana nani nana que mi tesoro dormirá
Nana mi niña la nana bonita mi niñita duerme ya
Nana nani nana que mi tesoro dormirá
Nana mi niña la nana bonita mi niñita duerme ya


En realidad, he cantado muy pocas nanas y me han cantado poco para dormirme. Afortunadamente mis hijos se han dormido casi siempre sin nanas, ni arrullos, ni nada de nada.

Pero alguna vez si que le he cantado esa nana a mi hija, porque creía que la música amansaba a las fieras... pero tengo mala voz, peor oido y el efecto siempre ha sido el contrario.

Noe, contigo se pueden tranquilizar niños que con sus madres no porque es posible que ellas tengan acumulado mucho estrés de estar con ellos de continuo. Los niños pequeños notan eso mucho, alguien tranquilo les tranquiliza, un padre estresado solo les contagia eso, estrés.

Yo me dormía con Radio Futura que me encantaba... había canciones de La Ley del Mar- La Ley del Desierto que eran una delicia a la hora de dormir.

amina dijo...

Supongo que será mi "alma dichosa"... cosas del corta-pega.

noe78 dijo...

Buenos días,
Amina...supongo que tienes toda la razón, los niños captan todo lo que hay alrededor y si es nerviosismo mucho más...seguramente yo les calmo porque no tengo toda esa carga de estrés que tú dices pero no la tengo no porque mi día a día no sea estresante, que lo es, es más bien que ellos me calman, me gustan tanto, me aportan tanta ternura y delicadeza y bienestar que creo que se crea una corriente entre ambos que nos relaja y nos envuelve de una manera especial...no sé como lo hago pero allá donde voy termino rodeada de niños....creo que es algo mutuo.
Un beso.
Noelia

amina dijo...

Vale Noe, ¿cuándo te llevas a los míos para que me dejen dormir la siesta?

En serio, tengo un montón de sobrinos y no es lo mismo que los hijos, yo me hacía con ellos y ahora me cuesta un montón con los míos. Se junta todo, no puedes desconectar un rato de ellos.

De todas formas, más que nanas nos ponemos a berrear canciones cañeras y a cantar y bailar como energúmenos, no los tranquilizaré, pero lo pasamos muy bien y son momentos muy buenos para todos; también consiguen el mismo efecto contra el estrés.

No soy de nanas, y el yoga y las cosas tranquilas me estresan más que tranquilizarme, a mi para tranquilizarme es mejor darme una buena caminata que meterme en cualquier sitio a practicar algo tranquilo y con música relajante.

noe78 dijo...

jajajaja cuando quieras Amina, sólo tienes que decirlo, para mí no es problema lo de la siesta.
Entiendo lo que quieres decir con lo de darles caña, yo también soy un trasto que no paro quieto, la última vez que tuve niños en casa acabamos saltando cama por cama cantando la canción de los oficios de Miliki a grito pelao jajajaj.Me gusta contarles cuentos dramatizándolos para ver sus caras de alucine, me gusta sacar todo lo que llevan dentro siendo una más...pero claro, hay edades y edades y cuando son todavía bebés es más útil lo del arrullo y la nana suave.
En cuanto a los de las cosas tranquilas...creo que todo tiene un momento y un lugar....hay que saber parar de vez en cuadno pero si tengo que elegir entre el yoga o una buena sesión de baile por ejemplo, me quedo con lo segundo sin dudar...
Besos.
Noelia

Anfar dijo...

Mis hijos para dormir, demandaban cuentos. Con canciones, aunque fueran nanas, se obtenía el efecto contrario: querían más y más canciones.
Así que, llegados a ese punto, un buen cuento, modulando el tono de voz y hablando cada vez más bajito... y terminaban por dormir.

Un abrazo

Manqueospese dijo...

CARTA DE UN PADRE "DESESPERAO".

Noe. Te leo y me recuerdo a mí cuándo tenía unos años menos y no tenía descendencia... y los veía que se acercaban y que les molaba y que les caía bien... Se me caía la baba. Te puedo asegurar que después de tenerlos, los ves de otra manera. Disfrutas cuándo son bebés, y les puedes acurrucar y cantar alguna nana... pero a medida que crecen, se van convirtiendo en pequeños greemlins que te comen tu tiempo, que te roban el aire... que lo quieren todo para ellos... De verdad que entiendo a Amina con lo de la siesta. ¡¡Qué tiempos aquellos de los de la siesta!!jajaja.

Quiero pensar que es cuestión de tiempo. Luego vendrán otros en los que echaré de menos, cuándo me fastidiaban las siestas... pero ahora un poco de aire no vendría mal.

Entonces, Noe. ¿A qué hora te los dejo?

Besos para todas.

P.D.- Los quiero más que a mi vida.
http://es.youtube.com/watch?v=GnQbtwoeNLs