Mi lista de blogs

martes, 12 de febrero de 2008

14 DE FEBRERO...

Hace ya unos meses me embarqué en este blog que, día sí, día no, he intentado fluyera por estos mundo cibernéticos.

La verdad es que siempre he dicho que la consistencia de un blog la dan las personas que pasan por él, no el que tira la piedra con un tema, que no llega a ningún sitio si éste no es comentado. Por ello os doy las gracias.

El primer tema de este blog fue un anuncio. Contaba que había terminado un engendro al que había puesto nombre en el registro. Meses después, ese engendro particular cuyo ámbito en ningún momento pensé sacar del círculo familiar y de amigos, se ha hecho más grande. Hasta el punto que verá la luz en la forma que podéis ver arriba.

El lunes pusieron fecha a lo escrito. Fecha en la que aparecerá algo que ni siquiera me atrevo a pronunciar su nombre. Le llaman libro. Palabra que me sigue pareciendo muy grande.

Esto lleva implícito algo más. Aquel que os ha acompañado desde hace varios años en multitud de blogs bajo el pseudónimo de Diógenes, ya tiene nombre. De hecho ya lo tenía, pero ahora ya no puedo ocultarlo.

Sólo puedo decir que es un placer compartirlo, descubrirlo, aunque Diógenes mientras escriba, lo dejará a un lado.

Lo que veis arriba es una invitación. No necesito decir que ese día me gustaría compartirlo con quién desee, y que a esa hora y en ese sitio, además de nombre, Diógenes tendrá apariencia y voz. Pero os puedo asegurar, que es lo de menos.

Sigo por tanto con la idea de tener aquí un punto de encuentro, como dije durante estos meses, para todo el que quiera entrar, leer, participar o desaparecer cuando lo desee. Sí os puedo decir que durante este tiempo, me conjuré para no tener que cortar ninguna opinión, para que la libertad fuera la adecuada, y en cierto modo, el despropósito y las malas formas fueran aisladas por si solas, sin censura, como así ha sido. Os doy las gracias a todos.

Y fuera ya de explicaciones y ocultismos, y como el día 14 es lo que dicen que es, os contaré que hace días en unos foros que visito, propusieron escribir una carta de amor a un Nick desconocido por parte de todas las damas y caballeros que allí andábamos registrados. En ella debiéramos poner las pistas suficientes para que a quién fuera dirigida lo descubriera dentro del anonimato general.

A mí, me asignaron por sorteo una dama, al igual que yo también fui asignado. Las únicas pistas eran lo escrito por cada uno en el pasado, y los datos que hubiera en su blog.

Antes de copiar aquí esa carta, os pregunto: ¿Habéis escrito alguna carta de amor en vuestra vida, o sólo utilizáis la palabra oral junto a vuestra mirada?

CARTA DESDE LA LEJANÍA...

Dicen que el viento que acaricia tu pelo es el mismo, que el aire que respiramos es el mismo, y que la lluvia y los charcos son húmedos cuando decidimos no llevar un paraguas, ni botas, y sonreír perdidos por un camino.

Parece que estamos cerca, y en cualquier momento unidos, pero es un falso espejismo.

Hace tiempo que busco una razón en el cielo, una respuesta en mis estrellas, en esas noches oscuras sin luna donde todo se puede pedir, donde todo se puede soñar. Hace unos días miré a Casiopea y sonreí pensando en una solución. Si conseguía ver mi estrella favorita, y pensaba que tú la estabas viendo, sería una forma de estar más cerca de ti. Busqué las brillantes Dubhe, y Merak, las uní con una recta imaginada, y continué por ella. ¡Ahí está mi estrella! La estrella del rumbo del deseo, de la pasión, de la esperanza, la estrella polar del norte que nada deja escondido, que nada pierde.

Pero hoy estoy triste.Me han revelado una sinrazón, un no querer, un increíble. Me dicen que tú no puedes ver mi estrella, que nunca podrás mirarla por mucho que quieras.

Y yo me pregunto, ¿dónde te escondes? ¿por dónde paseas que ni puedes ver mi estrella?

Ahora sólo tengo tus palabras, las hago mías cada vez que las leo, y pienso que eres única. Me acuerdo de aquel buen hombre de dulces palabras que vivió en tu tierra y dijo aquello de: uno está enamorado cuando se da cuenta que otra persona es única.

Y quiero decirte que no estás sola. Que aunque mi estrella no puedas ver, tienes también en el cielo, allá en el sur, estrellas que guiarán tu rumbo, tu camino lleno de rincones escondidos, que te harán muy feliz. Así lo deseo.

Sé que la vida te ha obligado a esperar, como todos esperamos. Que ha sido cruel contigo en ocasiones. Pero desde mi distancia, lo único que puedo decirte es que no esperes. La vida no está para esperarla. Vívela intensamente. Corre por ella con deseo, con pasión, con confianza. Y si algún día estás triste, recuerda que hubo una vez un perro que Zeus regaló a Europa, y que más tarde convirtió en piedra, y le puso como constelación, tras Orión, el cazador, y piensa que ese lugar puede ser el paraíso de aquel entrañable ser que tú sabes, y llevaba el nombre de la fiel tejedora que siempre esperó a Odiseo.

Un beso, para vos.

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Para mi seguiras siendo Diogenes. Te leo desde el blog de sexo del mundo hace un año o mas. Y quiero seguir leyendote.

Besosss

ROCIO.

Anónimo dijo...

¡Qué carta tan preciosa! ya me gustaría recibir cartas así...

Anónimo dijo...

Yo también Diógenes, muchas gracias por el mensaje que lleva implícito.

Eres un amor, y no te lo he dicho, en qué estaré pensando? Cómo es eso de que no ves lo que tienes tan cerca?

noe78 dijo...

Buenos días.
Nunca he escrito una carta de amor...creo que soy más de decirlo que de escribirlo...o quizá más de demostrarlo...pero sí he tenido la suerte de ser la receptora de unas cuantas y aunque no voy a reproducirlas aquí por motivos obvios sí os diré que todavía se escapa alguna lagrimilla de mis ojos cuando recuerdo los versos del primer poema que me escribieron y que me hicieron llegar con una docena de rosas rojas..."A veces pienso ¿sueño o realidad? y te miro a los ojos y digo...sueño" ayssss.
Un beso.
Noelia.

froiliuba dijo...

Tendría unos 16 años cuando por primera vez me envió un chico una carta de amor.A la que siguieron dos cartas más.
Unos versos torpes, acordes con la edad, pero llenos de ternura.
A ese chico sólo lo había visto una vez y nunca más le volví a ver, pero aún conservo esas cartas.

Anfar dijo...

Ya sabe que me encantaría acudir al parto de tu engendro.
No sé si será posible, pero lo que sí es seguro es que leeré ese libro en cuanto esté en el comercio librero.
Ese comercio (el de las librerías) es el que me merece mi mayor respeto.
El otro comercio, como ese que se inventa días (padres, madres, enamorados, etc.). Es, para mí, sólo eso: un invento comercial.
Nuevamente te doy las Felicidades por tener el valor y el tesón de haber escrito un libro.
Un abrazo

Lula May dijo...

A mí siempre me gustó mucho escribir cartas, y recibirlas, claro, también. Y viví dos años fuera de España durante los cuales mantuve mucha correspondencia, correspondencia de amor en algunos casos. Y esas cartas, las de amor en concreto, las guardo aparte, en una cajita aparte, la cajita de los tesoros. Hace muchos años que no las releo y también tuve una época en que me las sabía de memoria. Os dejo, me voy a desempolvar la cajita y elegiré una al azar para sumirme en el recuerdo de aquellos quienes fuimos.

Un beso,
Lula.

Felicidades, Diógenes, por tu temple y tu bondad.
Por el libro y por el blog.

manuespada dijo...

Más que cartas de amor he escrito cartas de ligoteo que más tarde me llevaron al amor, que más tarde me llevó al desamor, que más tarde me volvió a llevar a escribir cartas de ligoteo que más tarde...

Firebrand dijo...

Estimado Agustín Diogenes:

El dia 7 de marzo no podré estar contigo por la simple razón de que no vivo en España. Intentaré que alguien me represente en tan cordial "vernisage". Desde ya te envío mis mejores augurios y felicitaciones.

El apellido Las Heras,en Agentina,
es un apellido ilustre. Es debido al General Gregorio de Las Heras, uno de los comandantes del celebérrimo General San Martín. Hay una avenida muy importante en Buenos Aires, que lleva su nombre.

Cartas de amor no he escrito, pero sí e-mails de amor.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Un libro... estoy emocionada de pensar que vas a publicar un libro. Otro hijo más, amigo, éste lo has parido tú solito.
Vienen a mi recuerdo tantas palabras traídas por el viento... palabras que han ido cuajando en ti hasta brotar en forma de esta hermosa flor. Mi deseo en este dia de bienaventuranza es que todos los que te queremos podamos seguir disfrutando del aroma de esas hermosas flores de tu corazón.

¡Enhorabuena!

Anónimo dijo...

Ejemmmm... el comentario anterior es mio :)
Yolanda

arturo dijo...

Felicidades Diógenes. Intentaré asistir si mis ocupaciones me lo permiten. Espero que la criatura que va a ver la luz te colme de buenas satisfacciones.
Respecto al tema de hoy tengo una pequeña historia que contaros:
Me enamoré de una chica siendo adolescente y le escribí una carta de amor. La guardaba entre sus libros y la conservaba para leerla de vez en cuando. Un buen día, a su padre le dio por mirar los libros que tenía en la cartera y encontró la carta de amor.
La castigó sin salir durante una buena temporada y a mi me amenazó un día en la puerta del instituto donde estudiábamos los dos.
Ambos lo pasamos francamente mal debido a la incomprensión de su padre.
Desde entonces, no he vuelto a escribir una carta de amor. Todo lo que he tenido que decir lo he dicho mirando a los ojos de la persona a la que amaba en ese momento.
Echo de menos el pintalabios sobre el papel, los corazones y las flechas, los desgastados poemas, etc.
Un saludo a todos

Snowhite dijo...

Enhorabuena. Nos veremos el 7.

Los dos conservamos las cartas de amor escritas durante los casi dos años que hemos vivido aparte. No he vuelto a leerlas, prefiero no recordar estas ausencias.

DIÓGENES dijo...

Os doy las gracias a todos... de corazón.

A los que deseáis venir y no podéis, os tendré ese día cerca, en mi pensamiento.

A los que os conozca en persona, me será muy grato el encuentro.

Sois todos buena gente, lo sé.

Besos y abrazos.

Manqueospese dijo...

FELICIDADES por el libro!
Curiosamente, hoy he estado hablando con un profesor, también escritor, y el suyo tardó en parirlo seis años. Creo que cuando uno se pone a escribir, lo que nunca podrá pensar es que todo eso saldrá publicado como un libro. No sé. Quizás los escritores profesionales sí, pero los demás, creo que es como el colofón a mucho tiempo de pensamiento. No sé cuál es tu caso. De todas formas reitero mi felicitación.

En cuanto al tema. Yo sí he escrito cartas de amor. Fue por estar separado temporalmente de la persona que quería. Por entonces no había móviles, las llamadas telefónicas me resultaban frías y me dedicaba a escribir. Lo más gracioso es que muchas veces, la destinataría me veía antes a mí, que al Sr. Cartero. Evidentemente, el hombre desconocía el contenido de esas misivas, porque si lo hubiera sabido, estoy convencido que ese Cupido con cartera de cuero, hubiera partido raudo a la casa de mi amada. jajaja.

De todas formas, es una costumbre preciosa que creo que está bastante en desuso. Hoy en día gana por goleada el sms o el mms.
Pero respondiendo a la pregunta de Diógenes, como ya dije en otro post, le doy más valor a la mirada. Pese a lo romántico que tiene una carta de amor.

Arturo. Lo que daría por verte, escapando por la puerta de atrás del instituto para no ver a ese Sr. que te estaba esperando. jajaja. Ya ves de lo que me he ido a acordar. Hace unos años, Los Pecos, tenían una canción que hablaba de algo así, como que "...Acuérdese de ayer,
Cuando era usted más joven que también buscó
Rincones a escondidos para hablar de amor,
Usted también huía de un Señor..."
pero como para pararte a cantarle la canción, jajaja...

Besos para ellas y saludos para ellos.

Anónimo dijo...

Comparto tu felicidad y satisfacción de algo que no esperabas hacer: UN LIBRO. Sabes lo mucho que te he seguido y siempre tus palabras tienen un PLUS que complementan "aquello" que hace falta......me dejas pensando siempre y eso es lo importante....que me generes pensamiento.

Un abrazo inmenso mi amigo!

Cariátide

LIA dijo...

Felicidades Diógenes. Espero que te vaya genial en tu nueva aventura.

Un beso.

LIA

arturo dijo...

Querido Diógenes: Lamento comentarte que no voy a poder asistir a la presentación del libro tal y como tenía previsto.
Me han nombrado presidente de mesa electoral y los asuntos que tenía pendientes para ése domingo he tenido que pasarlos al día de la presentación de tu libro. Tengo un viaje a Granada y me va a ser imposible estar en Madrid el día de la presentación. No sabes como me ha fastidiado, ya que me hubiera interesado conocerte personalmente. Espero que se presenten más oportunidades.Te mando un cordial saludo y espero para tu obra lo mejor. Gracias maestro por los buenos ratos que pasamos en este rincón.

DIÓGENES dijo...

Cariátide, Manqueospese, muchas gracias.

Lia, gracias y bienvenida.

Arturo, muchas gracias por la intención, no te preocupes, tiempo habrá. Siempre estaré aquí, y en la dirección de correo de mi perfil, para intentarlo cuando se tercie.

Besos y abrazos.

Margaret dijo...

Felicidades por el libro.
No participo mucho, pero entro en el blog de tanto en tanto. Me gusta mucho como escribes, los temas, así como la mayoría de los comentarios.

yo tampoco podré asistir, aunque me gustaría.

saludos desde parís!