Mi lista de blogs

domingo, 8 de junio de 2008

HUITLACOCHE...


El sábado les invité a comer.

Estuvimos en un restaurante mexicano entre alambres y quesadillas. Aunque quien disfrutó fue mi sobrino Jorge, que se comió un plato con un color extraño a base de Huitlacoche. Se trata de un hongo comestible que es parásito del maíz. En México es una delicadeza culinaria, al contrario que en otras partes del mundo donde se considera una auténtica plaga.

Después hicimos tiempo entre bolas de helado y bañadores. De estos últimos se compraron algunos con vistas a este verano. Qué colorido tienen estas tiendas. Qué minúsculas braguitas hacen por estas fechas. Según mi mujer cada día más pequeñas. Tendré que arreglarme las gafas antes de ir a la playa porque, es cierto.

Recorrimos calles de mi infancia y un poco antes de la hora, al Retiro.

Según caminábamos por las casetas, empezábamos a oír quien iba a firmar esa tarde en la Feria. Hasta mi hija dijo que habían dicho mi nombre.

Una carpa aún vacía y una inmensa cola, anunciaban la firma de Carlos Ruíz Zafón.

Más adelante repartían globos… caramelos… propaganda…

Al fin, llegamos a nuestro sitio.

Estuvimos dos horas. Fue agradable. Pude saludar a mucha gente y firmar algunos libros.

Espero Desirée (que nombre tan bonito) te guste mi libro. Será una de las lectoras más jóvenes, sin duda.

Deseo también que un desconocido dramaturgo que había aparcado su obra, se anime después de nuestra conversación, y la mueva, y se la publiquen, y la representen. Me gustará ir un día, al teatro, a verla.

Al final de la hora, me pude aventurar a otra caseta, casi enfrente, donde firmaba un buen amigo, Ramiro Calle. Me dedicó su “Ingenieria emocional”. Libro que junto al “Manuscrito secreto del Fáquir” viajará conmigo este verano. Recordamos viejos tiempos y nos prometimos uno de esos cafés que nunca podemos tomarnos por las prisas, para cuando nos viéramos.

Os agradezco, de verdad, a todos aquellos que me permitisteis conoceros ayer. Sin duda, un buen consejo que me dieron hace unos días en este blog lo pude llevar a cabo. Estuve hablando sí, pero también escuché mucho, y también, aprendí.

Estamos ya casi a mediados de Junio. Me siento cansado después de un año revuelto.

Necesito parar. Asentarme de nuevo. Y ver qué camino tomar.

Brazacorta me ayudará a ello. Lo sé.

10 comentarios:

Manqueospese dijo...

Pues nada.... A reponer fuerzas, calmar el alma, serenar el espíritu, que entre las piedras de tu pueblo, seguro que es más fácil que en la vorágine de los madriles.

Eso si que es un retiro...

Saludos.

P.D.- Mientras haces todo lo que te he dicho arriba, no dejes de envidar, beber buen vino y usar el horno con la carne. Ayuda bastante también. ;D

Belén dijo...

Bueno, está bien, así conoces a gente, siempre puedes aprender de la peña... hacer contactos lo llaman...

Besicos!

Charo dijo...

Gracias a tí Diógenes por lo que nos haces disfrutar leyéndote y yo personalmente por la firma de tu libro :-), estuvo simpático.

Un beso para tu preciosa hija y otro para tí. (La baba, la baba jajaja).

Charo

manuespada dijo...

Yo me pasé el sábado, pero había tanta gente que me tuve que ir del agobio. Enhorabuena por encontrarte con tus lectores cara a cara, no hay nada mejor que poner cara a un lector.

nana dijo...

Qué ganas de estar sentada en el parque con un libro! Levantar la vista y ver a los niños jugar, haciendo túneles y montañas con la arena!
Oírles gritar por todo el pueblo porque les dejan salir por la noche!
Verles correr a toda velocidad con la bici!
Bajar al río, subir al pinar, ....!

¡Ánimo! Ya va quedando menos.
Un beso para todos.

Charo dijo...

Manuel también está bien poner cara a un escritor jajaja. Tienes razón la feria estaba agobiante, yo nunca le ví así.

Charo

Lula May dijo...

Pues a descansar toca, que te lo mereces.
Besos y enhorabuena.
Lula.

Yolanda dijo...

Bonita experiencia y con esa secretaria de primera que tienes, el doble de bonita ;-)

Te cuidado con eso de asentarte, a ver si aluego no va a haber quien te alevante :-P

Besicos.

DIÓGENES dijo...

Manqueospese, me quedaré con tu post-data.

Belén, cuando uno está dispuesto a aprender, siempre aprecia cuando le enseñan…

Charo, ays… la baba, por la niña… difícil de quitar.

Manu, esos agobios alguna vez los pasé en el pasado. En la Feria había verdaderos embudos de gente… cuando el agobio es insoportable, no hay nada como desaparecer entre el espacio que dejan dos casetas.

Nana, sí, queda muy poco… y esos gritos de los niños son parte de la base del verano.

Lula, muchas gracias… intentaremos descansar.

Yolanda, anda que si no me… alevanto… (tampoco pasaría nada)

Yolanda dijo...

Hoy ¡por fin! mi deseo de hacerme con un ejemplar de "El retiro de Diógenes" se ha materializado.
Ha sido una tarde lluviosa y linda en la feria del libro. Una vez el libro en mi poder, resguardado en su correspondiente bolsa, se ha paseado conmigo por las vereditas del parque del Retiro. Luego ha viajado conmigo, de regreso a casa, posado en mi regazo... hasta que la tentación de descubrir sus palabras le ha ganado la partida a mi promesa de esperar un poco para empezar a leerlo.
Ha sido sólo un capítulo y luego he tenido tantas cosas en las que pensar.

Y siempre esa flor del Paraíso :-)

Seguiré leyendo, despacio, como requiere un libro como éste.

Besos.

http://es.youtube.com/watch?v=Yfd_8j4imOQ